El 44º aniversario del último golpe militar, en medio de la pandemia

Organismos de Derechos Humanos que integran la Comisión Provincial de la Memoria anuncia que en todo el país se recordará el horror, en referencia al 44 aniversario del Golpe de Estado del 24 de marzo de 1.976. Remarcan que harán la conmemoración “aún en cuarentena”.  



24-de-marzo-2020-03
Desaparecidos en el último golpe militar

La Comisión Provincial Por la Memoria dio a conocer un documento por el 44º aniversario del último golpe militar de 1.976. Lo suscriben la Asociación de Ex Detenidos por Razones Políticas; H.I.J.O.S. Chaco; Comisión Permanente por los Derechos Humanos; Asociación de Familiares de víctimas del Terrorismo de Estado y Red por la Identidad Chaco; todos integrantes de la Comisión Provincial por la Memoria  Chaco. 

 

 

El texto expresa: 

 

 

“Lo recordarán los y las sobrevivientes de más de 80 años que aún tiene en sus retinas muchos cambios históricos, pero ninguno como el que empezara aquel 24 de marzo de 1976. Lo recordarán adolescentes de 16 años que no quieren que se repita semejante tragedia. Hoy vivimos un encierro distinto.

 

 

Les(SIC) jóvenes que entraron al horror por la noche de los lápices y que esperanzados repiten el 'Nunca más' son los que hoy ya pueden ejercer sus derechos ciudadanos y votan, junto a todos a los representantes del pueblo que diseñarán y ejecutarán las políticas de Estado. Hoy están aislados por solidaridad, cuidándose y cuidando al otro.

 

 

Hoy muchos de los/las que recordarán la tragedia serán los sobrevivientes de ella, los que con sus propios cuerpos la sufrieron y asumieron la memoria como un mandato histórico.

 

 

Hoy algunos recordarán esta fecha condenados por haber sido partícipes directos de los delitos de lesa humanidad, pero no se arrepienten y menos aquellos asesinos condenados que por su edad están en su casa con prisión domiciliaria. Pero la justicia les ha llegado, aunque algunos han logrado morir impunes y se han llevado sus secretos a la tumba.

 

 

Hoy se recordará el horror, porque algunos delitos se siguen cometiendo por estos genocidas que no se arrepienten. Hay nietos que todavía no conocen su historia ni la heroica vida de sus padres y abuelas. Deben seguir en cárceles.

 

 

Hoy son 30 mil los que nos faltan 

 

 

Hoy hay familias que recién, después de los juicios comienzan a contar su historia de exiliados en su propia patria, de meses y años viviendo perseguidos y torturados. Aquí en nuestro Chaco una mujer humilde, de muchos años le preguntó al Juez, después de declarar en el juicio oral como testigo, si “estaba libre”, ella, ella que fue víctima de la policía provincial y de oficiales del ejército que ya torturaban y mataban antes del golpe, como cuando perseguían a las Ligas Agrarias.

 

 

Recordaremos el pasado porque queremos un futuro en paz y sin acechanzas, sin amenazas. ¡Pero vivimos un presente de violencia de todo tipo, pero la más cruel es el hambre de los niños, la muerte de niños por inanición, son niños! ¡Son seres humanos! No son simplemente wichi, como algunos medios lo dicen para despreciarlos y situarlos en la exclusión de las más aberrantes. Pero el acecho del hambre y de la muerte siempre la vivieron los pobres, los explotados, y hoy un virus amenaza a todos, ni aquellos que vacacionan en lugares paradisíacos…

 

 

Hoy nadie discute que el Estado debe estar presente, que debe haber políticas de salud, un ministerio, un presupuesto, programas de prevención, que el agua potable es vital para todos, hasta en el lugar más recóndito de la patria…

 

 

Por esas causas que hoy nos duelen, contra esas violencias como el hambre y la exclusión lucharon nuestros compañeros y compañeras, toda una generación que se movilizó y soñó que esa realidad se podía cambiar y habían comenzado ese cambio, empezó en la conciencia del estudiantado, en la clase trabajadora, en los intelectuales, en el campesinado pobre, en el empresariado nacional.

 

 

Las viejas clases dominantes vieron en peligro sus privilegios, se respaldaron en el imperialismo y desataron el baño de sangre más grande de nuestra joven historia. Fue un plan sistemático que asoló a Latinoamérica

 

 

Hoy a 44 años de aquel fatídico día los cómplices civiles, los autores intelectuales, los jerarcas eclesiásticos han sido desenmascarados y a pesar de su resistencia están siendo llevados a los juicios de lesa humanidad.

 

 

Hoy hay que acentuar en las políticas de Derechos Humanos, porque hay archivos que aún no se han abierto y los genocidas no han sido exonerados de las fuerzas a las que pertenecieron, entre otras cosas, aunque hay un compromiso del nuevo gobierno de retomar las políticas de Memoria, Verdad y Justicia.

 

 

Hoy el Ejército Argentino todavía no es el Ejército de San Martín. Hoy todavía hay espíritu de cuerpo y algunos reivindican a sus maestros y niegan los crímenes cometidos.

 

 

Hoy en el Chaco, estamos haciendo punta con la reivindicación de los pueblos originarios al enjuiciar las masacres como la de Napalpí en el contexto de lo que fue una guerra de conquista.

 

 

Muchos años tuvieron que transcurrir para romper la impunidad, para que los genocidas dejaran de transitar por las mismas calles en que lo hacían sus víctimas.

 

 

Pero aún hoy hay impunidad, todavía los que hacen apología del genocidio no son castigados por la justicia como corresponde. Ahí está como un caso testigo el de Jorge Julio López y así tuvimos el de Santiago, Nahuel y los de tantos otros. Como también los femicidios casi diarios que tienen como causa el fundamentalismo capitalista y patriarcal, aquel que no permitía que los obreros miraran a los ojos al patrón, y que otorgaba al mismo el derecho de pernada.

 

 

Nuestra democracia imperfecta es cautiva aún de las corporaciones que estuvieron en la Dictadura como soportes ideológicos y comunicacionales y hoy siguen presionando a los gobiernos, los que se enriquecieron con los préstamos. Hoy una nueva deuda externa asfixia a la economía y son los mismos grupos y sectores sociales los que se han beneficiado con ella. Hay que investigarla y deben pagar sus culpas los responsables.

 

 

Pareciera que muchos de nuestros representantes no están convencidos de lo que sí lo estaban nuestros próceres, como Belgrano, Moreno, Castelli, que es el Pueblo el único soberano y la fuente de poder.

 

 

Declaman la democracia, pero quieren la autocracia, el poder de las elites y se creen impunes para condicionar el futuro de todos. A pesar de las condenas y los testimonios de los juicios se niegan a reconocer los hechos.

 

 

Como prueba de una democracia imperfecta y una cúpula judicial corporativista y cómplice, hoy hay, aunque minúsculos, sectores que niegan a los 30000 compañeros y compañeras y que hacen lo posible por reinstaurar la teoría de los dos demonios.

 

 

Y siguen los intentos, de las jerarquías eclesiales y militares de insinuar la reconciliación. Por más años que transcurran los crímenes siguen siendo crímenes, imposibles de olvidar, de perdonar y no permiten reconciliación alguna.

 

 

A 44 años los que luchamos por Memoria, Verdad y Justicia seguiremos honrando a los mártires, buscando a los que faltan y enarbolaremos las banderas de las políticas que deben hacer un país, una Humanidad más justa y equitativa, más fraterna.

 

 

Este 24 de marzo, no poblaremos las calles ni las plazas del país, porque una pandemia azota al Pueblo y nos obliga a esta cuarentena odiosa de la que saldremos sólo con humana solidaridad.

 

 

Con esa solidaridad y vocación que hoy están poniendo los maltratados profesionales, técnicos y trabajadores de salud y de tantas profesiones y oficios que no pueden abandonar sus tareas, como los humildes recolectores de residuos, los agentes policiales y tantos otros.

 

 

Esta pandemia que a muchos abre los ojos sobre el papel del Estado, de los servidores públicos, demuestra que nuestros compañeros y compañeras no estaban equivocados. Nuestros mártires tenían sueños, tenían un proyecto político, tenían una sociedad fraterna como norte y la solidaridad como bandera.

 

¡Son 30 mil!

Al Poder Judicial: ¡Libertad a los presos y presas por razones políticas!”

Te puede interesar

Machagai larga sus noches de carnaval el 25 de enero

Machagai tendrá sus noches de carnavales los sábados desde el 25 de enero al 22 de febrero. El 24 de febrero se celebrará la 4ta edición del  “Encuentro Provincial de Comparsas” con entrada libre y gratuita.

Machagai-Ariel-Ybarra-Juan-Maidana-20-01-09-01

El CCN inscribe para sus talleres artísticos

Está abierta la inscripción para los talleres artísticos del Centro Cultural Nordeste. Estos son Dibujo y Pintura; Teatro; Canto y vocalización; Batería y percusión; Tanngo; Danzas Folcóricas; Guitarra; Bombo y legüero; Percusión Afrolatina; Escritura creativa y análisis literario.

CCN fachada-03

Denuncian "criminalización de la protesta social"

Manifestantes del Partido Obrero del Chaco y del MTR CuBA reclaman “por la criminalización de la protesta social”, en referencia a la detención de integrantes del movimiento 25 de Mayo de Quitilipi. Llegan con la movilización hasta la plaza central de Resistencia, con una fuerte presencia policial.

PO-20-02-19-01