Somos Monte insiste que se detengan los desmontes

Somos Monte Chaco exige “que se detengan todos los desmontes, no sólo en La Fidelidad. Solicita “que se realice la audiencia pública correspondiente, con el tiempo suficiente para evaluar si existen alternativas sustentables al proyecto en curso.





Somos-Monte-La-Fidelidad-20-03-31-04
Somos Monte y el Tatúa Carreta
Somos-Monte-La-Fidelidad-20-03-31-01
Imagen Satelital de La Fidelidad

Desde Somos Monte, adhieren a los reclamos recibidos “con motivo del inicio de desmontes en la estancia La Fidelidad (Formosa)”. En tal sentido, hacen saber los motivos por los expresan “repudio a las actividades que están ocurriendo allí. Recibimos un aviso que señalaba que topadoras se encontraban trabajando en la estancia La Fidelidad, ubicada en la provincia de Formosa. Consultando imágenes satelitales actualizadas pudimos averiguar que efectivamente se habían abierto en el lugar, al menos 4 picadas de 7 km cada una y una picada de 10 km de longitud. El primer segmento parece haberse realizado a finales de enero, pero hay un llamativo aumento en la velocidad de los trabajos en estas últimas semana”, apuntan.

 

 

 “Una vez relevadas las intervenciones sobre el monte en cuestión, se indagó sobre el estado del predio en el marco del OTBN previsto por la Ley Nacional N° 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos. Se encontró una propuesta de rezonificación de La Fidelidad (POT-For) sancionada en 2.018 por la Ley Provincial N° 1.660. Efectivamente el área donde se encontraron las picadas parece coincidir con una zona de categoría verde de aproximadamente 7.000 hectáreas (donde estaría permitido el desmonte, pero dejando un 40 por ciento de cobertura boscosa en pie). Aun así, no se ha encontrado traza del permiso de cambio de uso de suelo (CUS) correspondiente, ni de la consulta pública prevista en el marco de la misma Ley N° 1.660 para la habilitación del permiso”, exponen en Somos Monte Chaco.

Somos-Monte-La-Fidelidad-20-03-31-02

 Imagen Satelital de La Fidelidad

 Al mismo tiempo,  señalan que “desconoce si el Ministerio de Ambiente de la Nación aprobó la propuesta de reforma del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Formosa, incluido en la Ley N° 1.660, con lo cual, eventuales permisos podrían carecer de un ulterior sustento legal. No resulta claro quién está realizando los trabajos en la estancia, quién es el solicitante del CUS ni cuál es su efectiva extensión, siendo que el predio de La Fidelidad resulta todavía único e indiviso en el catastro oficial de la provincia de Formosa”.

 

 

Asimismo, desde Somos Monte consideran “llamativa la zonificación del predio en cuanto se delimita una zona verde claro (desmonte permitido) en contacto directo con una zona roja (la categoría de conservación más estricta). Aún más, existe una discrepancia con la zonificación vecina en la provincia del Chaco, en donde toda la estancia fue originalmente categorizada en zona roja y posteriormente declarada Parque Nacional El Impenetrable, y todo el resto de la región se categoriza en zona amarilla. Esta falta de un área transicional o buffer entre predios con diferente tipo de manejo, rompe con las pautas metodológicas decididas por el Consejo federal del Medioambiente (COFEMA) en 2.012”.

 

 

Además, plantean que es “especialmente relevante en esta estancia ubicada dentro del corredor natural del río Teuco o Bermejo y en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional El Impenetrable. La Fidelidad es considerada clave para la conservación de la biodiversidad de la ecorregión del Chaco Seco, ya que sumado al Parque Nacional representa la última oportunidad que tiene Argentina de conservar un continuo de Impenetrable chaqueño en buen estado de conservación; otorga funcionalidad al corredor del Teuco al unir eficazmente las distintas áreas protegidas de la provincia de El Chaco con las dos reservas indígenas formoseñas (situadas al norte de La Fidelidad) y, más al norte, con el corredor formado por el eje del Bañado La Estrella”.

 

Desde Somos Monte Chaco exigen “que se detengan todos los desmontes, no sólo en La Fidelidad.”. Al respecto, afirman que “No es una actividad prioritaria, no es una actividad que en este momento esté dando más alimento. Las áreas desmontadas podrían llegar a ser productivas recién en dos años”. Consideran también que “en medio de una cuarentena se complica la fiscalización de estas actividades y el control social, concluyendo en la ausencia de un control estricto por parte de las institucion pertinentes”. Además, solicitan “que se realice la audiencia pública correspondiente con el tiempo suficiente para evaluar si existen alternativas sustentables al proyecto en curso. No podemos permitir que la codicia del modelo extractivista, que beneficia siempre a unos pocos destruya los bosques, mientras el mundo entero reflexiona sobre la importancia de los ambientes naturales y los servicios ecosistémicos que brinda, mientras la naturaleza nos da señales para que entendamos la fragilidad de los procesos que nos permiten una vida digna”.

 

 

 

Te puede interesar

El legado salvaje de Tania

Tania es una superviviente por naturaleza y por instinto animal. Sin preguntarse porqué supo sobreponerse a sus condicionamientos. 

Yaguarete-20-08-14-01