Ángel Chiquilin: "Tenemos muchas necesidades y esperamos si se puede rever la historia", dice al candidatearse al Concejo de Machagai

Ángel Chiquilín, integrante de la etnia qom, asistente social no matriculado, vive en Machagai y afirma que responde a necesidades de unas 60 familias de su comunidad. Pretende representarlos en el Concejo de Machagai, asegura conocer las necesidades de su comunidad. 
Angel-Chiquilin-22-12-22-01
Manifestación de la comunidad qom de Machagai

“Las problemáticas que surgen en las colonias  son la falta de trabajo, la limpieza del barrio, limpieza de cunetas,  enfermedades que pueden surgir y afectar a la comunidad”, detalla.

 

 

“También falta las asistencia de salud; no hay abastecimiento de los medicamentos y falta atención de personal de salud”, amplía, en cuanto a los intereses que lo llevan a postularse para la Concejalía. 

 

  

“Hablando con un vecino y con otro me preguntan por qué no te candidateas para estas elecciones, entonces esa es la esperanza que tenemos para el año que viene y a ver si se puede rever nuestra historia, no solo del pueblo qom sino también de todos los sectores vulnerables; estamos siendo bastante abandonados por las autoridades altas de Machagai”, dice Chiquilín

 Angel-Chiquilin-22-12-22-12

 

Actitudes de las autoridades 

 

 

“Dan más prioridades a un grupo sector por ejemplo, si sos conocido o amigo de él te da, y si sos una persona desconocida, no te da participación y no te responde la nota presentada de esa forma, trabajan ellos con los vecinos”, presenta su angustia, la que lo lleva a candidatearse. 

 

 

Apoyo de la familia 

 

 

“Estoy siendo acompañado y ellos son testigos de mi persona, viendo como presento las notas en el Municipio y en la provincia”, refleja como su malestar repercute en los suyos. “De diez notas que presenté apenas dos notas me respondieron en un año o sino nada. Los pedidos de asistencia fueron para merenderos, herramientas de trabajo, limpieza en los barrios”. 

 

 

“El único pedido que me respondió el Gobierno provincial fue la de concederme una asociación civil hace más de un año  pero sin el funcionamiento que el IDACh me había facultado, cuando el Gobierno decide mediante un decreto conceder  en casos más urgentes se les da a las comunidades pero no tiene sentido, porque uno cuando va a ver no te dan nada, es como no tener nada. Hablo con el intendente de acá, con funcionarios del Municipio y del Gobierno, pero ya no sé con quien hablar y pedirle ayuda”, relata. 

 

 

“Tengo 54 años y con muchas ganas y proyectos para en todas las áreas  que nos pueda beneficiar como partiendo del agua, trabajo, educación, salud, seguridad y construcción de viviendas bastante descuidado y en los deportes”. asegura. Aunque considera que “falta profundizar los diálogos para poder mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”. 

 

 

En el caso del agua, Chiquilín revela el malestar que le produce de la falta del vital líquido. “En la zona urbana, la estamos pasando mal por los servicios, hay un día que sale el agua bastante turbio no es clara y a veces sale con hojas de camalote pero tenemos agua. En las zonas rurales la semana pasada  hubo una reunión en la Quinta 50 -uno de los barrios de Machagai-,  uno de los lotes en donde le habían reclamado al intendente”. 

 

 

Candidatura 

 

“Si el PJ acepta las propuestas que voy hacer, trabajaré con ellos sino buscaré otro partido que coincida con mis propuestas de trabajar con la gente. Tengo 15 años de trabajador comunitario de Machagai”, afirma. 

 

 

“La propuesta es trabajo, ya que la mayoría de los que vivimos acá son desocupados y estamos viviendo por las asignaciones que le están dando a nuestras familias la verdad que nos cae mal como jefes de hogar somos la esperanza para nuestras familias, entonces para mí la prioridad es el trabajo para los desocupados. Por suerte acá cerca hay un comedor y mis chicos van a retirar comida y con eso la estamos pasando, esto es vergonzoso teniendo un país productivo”, comenta sobre la lamentable realidad por la que deben atravesar. 

 

 

“Cerca de 60 o 70 familias me apoyan y hay cerca de mi zona piqueteros donde ellos están formados con su política sociales, yo siempre trabajé buscando diálogo de hecho tengo relaciones con ellos”, asegura sobre el intento de representarlos. “El trabajo de un político es parecido al de un trabajador social pero la diferencia son los hechos”  

 Por Mónica Carolina Baez

 

 

Te puede interesar