Red de Defensoras del Ambiente convoca a una cultura del cuidado del planeta

La Red de Defensoras del Ambiente y el Buen Vivir advierte sobre la necesidad  urgente de un cambio de paradigma en materia de política ambiental, con una Carta Abierta dirigida al Presidente Alberto Fernández. Convoca a una cultura del cuidado donde todas las relaciones que acontecen en el planeta respondan a una  racionalidad, no capitalista y no explotadora

Sociedad 05 de enero de 2020



Red-de-defensoras-del-ambiente-y-el-buen-vivir-20-01-04-02
Red de Defensoras del Ambiente y el Buen Vivir

La Red de Defensoras del Ambiente y el Buen Vivir, organización conformada durante el 32ª Encuentro Nacional de Mujeres realizado en Resistencia, dio a conocer una Carta Abierta dirigida al Presidente Alberto Fernández. En esta expresa: 

 

 

“Nos encontramos en una situación crítica en la que ya no podemos y no debemos permitir decisiones políticas que sigan vulnerando el ambiente y su biodiversidad: nuestros ríos, nuestras especies nativas, nuestra madre tierra, nuestra salud, nuestra alimentación, nuestra vida y nuestros derechos humanos. Estamos dejando lugares contaminados, comunidades sin acceso al agua, empobrecimiento y desplazamiento de pobladores rurales generando desarraigo y mega concentraciones urbanas, plantea la organización ambientalista.

 

 

Necesitamos con urgencia un cambio de paradigma en materia de política ambiental”, sostiene.

 

 

“La ilusión mecanicista de la vida y el capitalismo brutal, han intentado separarnos de la naturaleza, convencernos de que podemos vivir sin ella. Sin embargo, el bienestar humano no crece tal como crece el capitalismo financiero. La mayoría del mundo sobrevive fuera del capitalismo y la mayor parte de la historia de la humanidad no ha tenido capitalismo”, analiza la Red de Defensoras del Ambiente y el Buen Vivir .

 

 

 

“La ciencia y el grupo intergubernamental de cambio climático es contundente y dice que solo quedan 12 años para modificar el rumbo, revertir el cambio climático y salvar el planeta”, advierte sobre el estado de situación ambiental.

 

 

“El desafío pues, Sr Presidente, es transversal y exige una visión estratégica en el modelo de desarrollo que se diseñe para las diversas regiones geográficas de nuestro país, considerando que el cambio climático no es un ‘sector’, sino que representa un contexto situacional de desafío ambiental que afecta y atraviesa todos los sectores económicos”, expone.

 

 

Considera la Red que “es inadmisible la continuidad del modelo actual, el aprovechamiento de los bienes naturales y de las prácticas que atentan contra la conservación del ambiente”.

 

 

“Estamos obligados a iniciar una reconversión integral de los sistemas de producción por las condiciones que impone el clima, es la hora entonces para prevenir y planificar en un trabajo conjunto con las organizaciones de bases que se extienden a lo largo del país”, señala la organización ambientalista.

 

Red-de-defensoras-del-ambiente-y-el-buen-vivir-20-01-04-01
Red de Defensoras del Ambiente y el Buen Vivir 

“Por eso los firmantes consideramos urgente y exigimos al gobierno nacional:

 

·        Profundizar una educación ambiental transversal a todos los aspectos de la sociedad, que esté presente en todos los niveles y modalidades educativos y tenga el mismo estatus que otras ramas del conocimiento como la matemática o la economía.

 

·     Generar un cambio de concepción de la relación entre sociedad y naturaleza.  La re significación de conceptos que nos permitan cambiar el paradigma y la mirada de que la naturaleza está a nuestra disposición, pensamiento que ha justificado, desde la industrialización de nuestra economía, la explotación indiscriminada de la naturaleza y de las personas.

 

·      Re significación de conceptos que tiene que venir de la mano de un uso más inclusivo del lenguaje que utilizamos para referirnos a la complejidad de los sistemas de la Biosfera y también de la claridad en la expresión, concretamente el concepto obsoleto de recursos naturales es incompatible con la idea de un desarrollo sustentable.

 

·        Dar lugar a la reconversión del Modelo capitalista, El modelo de desarrollo promovido por los estados de la región, basado en industrias extractivistas, agronegocio industrial, mega minería, fracking, turismo masivo y proyectos de infraestructura, junto con los nuevos mecanismos de mercantilización de la naturaleza, representa el principal obstáculo para alcanzar los compromisos globales de conservación de la naturaleza y frente al cambio climático.

 

·       Elaborar e implementar políticas participativas que prioricen el respeto por el sistema natural, histórico y cultural. Es la hora de fortalecer procesos participativos vinculantes, amplios y activos, que garanticen que las decisiones tomadas serán verdaderamente representativas de los intereses de la sociedad.

 

·      Las áreas protegidas, dado su rol estratégico, deben ser resguardadas, incrementando los recursos económicos, materiales y humanos necesarios para su gestión. Siendo patrimonio de la sociedad, su manejo debe estar en manos de los estados nacionales, provinciales y municipales en concordancia con los intereses del pueblo y nunca bajo el control de organizaciones o empresas privadas que respondan a intereses de determinados sectores políticos o económicos. Las decisiones sobre las áreas naturales protegidas deben tomarse a partir de procesos que involucren y ponderen la participación popular.

 

·        Es necesario priorizar este tipo de producción que satisfaga a la población local y regional en primer lugar ya que está comprobado que los sistemas productivos que atienden las necesidades que derivan de los conjuntos poblacionales inmediatos son sumamente efectivos,

 

·         Fortalecer los mecanismos de control para lograr el cumplimiento de las normativas vigentes.

 

·        Es urgente un desarrollo en función del bienestar social y garantizando opciones de vida y libertad para las generaciones futuras.

 

·         Es urgente y necesario que el Estado nacional reconozca y otorgue jurídicamente derechos constitucionales a la Naturaleza para proteger y resguardar sus valores intrínsecos”, enumera los planteos de la organización.

 

 

Más adelante, considera “necesario dejar de lado la mirada antropocéntrica imperante que justifica la explotación o protección de la naturaleza en función de nuestro propio beneficio y reconocer que la Naturaleza tiene derecho a existir independientemente de nuestras necesidades o intereses, pues nuestra especie es sólo una más dentro del complejo sistema que es nuestro planeta”.

 

 

“Desde nuestra perspectiva de mujeres Defensoras del Ambiente y el Buen Vivir convocamos políticamente a una cultura del cuidado y del ethos procomunal donde todas las relaciones que acontecen en el planeta respondan a una otra racionalidad, no capitalista, no explotadora, no ecodependiente, que respeta los ciclos vitales y valore todo trabajo de reproducción de la sociedad y de la vida”, indica en el documento la Red.

Te puede interesar

El Parque Provincial Fuerte Esperanza festeja 19 años

El 19° aniversario de la fundación del Parque Provincial Fuerte Esperanza, se festejó el jueves 19 de diciembre, con la inauguración del logo en la portada del Parque y se realizó el descubrimiento de placa institucional.

Parque-Provincial-Fuerte-Esperanza-19-12-22-02