Pilatti Vergara: “Estamos ante la estafa económica más grande que sufrió la Argentina en toda su historia”

La senadora María Inés Pilatti Vergara remarca que “estamos ante la estafa económica más grande que sufrió la Argentina en toda su historia” , al explicar su voto negativo al acuerdo con el organismo. Insta a no dejar impune a los responsables.

Maria-Ines-Pilatti-Vergara-22-03-18-01
Senadora María Inés Pilatti Vergara

La legisladora chaqueña María Inés Pilatti Vergara explica su voto negativo a la renegociación de deuda “tal como se presenta en el proyecto vigente”. Resalta “la ilegalidad en el otorgamiento del empréstito por 44.500 millones de dólares, tomado arbitrariamente por Mauricio Macri, la necesidad de no olvidar su ilegitimidad y el trágico historial del organismo internacional de crédito”.

 

 

 

En esa línea, insta a no perder de vista que “se trata del mayor crédito otorgado por el FMI en su historia, por un monto que supera la mitad de lo que el organismo desembolsó durante toda la pandemia a 85 países. Un préstamo que viola el propio estatuto de la entidad crediticia, que en su artículo 6 expresa: ‘(…) ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable continua de capital (…)’. Debe destacarse que más de una cuarta parte del préstamo por 44 mil millones se destinó a financiar la fuga de capitales especulativos”. 

 

 

 

En esa línea, la senadora expresa que “nos vendieron esta toma de deuda extraordinaria como la única alternativa posible, pero Macri recibió un país sin crisis institucional, política, social, ni económica y fue preparando desde el 10 de diciembre del 2.015, todas las condiciones para llegar a junio del 2.018 anunciando el endeudamiento como la única salida posible”, dice y denuncia: “Esto fue una estafa a dos puntas: desde el gobierno de Macri y del Fondo Monetario Internacional. Según indican las cifras oficiales, desde el inicio del programa los recursos recibidos del Fondo se destinaron para la financiación de formación de activos externos. Cada tramo en el cual el organismo realizó desembolsos, fue un mecanismo de endeudamiento público para financiar la fuga privada de capitales antes mencionada. No obstante, el FMI que continuaba avalando y financiando el plan político de la gestión pasada, tal como lo reconoció Mauricio Claver, el funcionario más importante del expresidente Donald Trump para América Latina, ante foros diplomáticos internacionales cuando explicó la decisión geopolítica que ejecutó la Casa Blanca para facilitar los créditos Stand-By y sostener el programa económico de Cambiemos antes de las elecciones”.

 

 

 

“Estos desembolsos utilizados para una fuga de capitales de magnitudes históricas dejaron a Argentina, en una posición económica de extrema complejidad y de difícil recuperación con niveles de pobreza en aumento, un dólar incontrolable, inflación en despegue, desempleo y caída del poder adquisitivo”, argumenta. 

 

 

 

Estamos ante la estafa económica más grande que sufrió la Argentina en toda su historia. Llegar a este momento, donde ya no hay mucho por hacer y donde lo que se hubiera podido hacer también implica consecuencias muy duras para la Argentina, es como estar en un laberinto sin salida”, manifiesta Pilatti Vergara.

 

 

 

“Inconstitucional e ilegítimo“

 

 

 

La senadora no deja de señalar en su argumentación, “otro eslabón clave en la cadena de irregularidades e ilegalidades que acompañaron la mayor toma de deuda hecha por el país en su historia. Puntualmente, la artimaña con la que fue acordado el endeudamiento, dado que el mismo nunca pasó por el Congreso y esto delata su inconstitucionalidad”. 

 

 

 

Asimismo, destaca “el incumplimiento del artículo 61 de la Ley de Administración Financiera Argentina (Ley N° 24.156), el cual indica que ‘en los casos que las operaciones de crédito público originen la constitución de deuda pública externa, antes de formalizarse el acto respectivo cualquiera sea el ente del sector público emisor o contratante, deberá emitir opinión el Banco Central de la República Argentina sobre el impacto de la operación en la balanza de pagos…”. 

 

 

 

Además, “no pueden dejar de observarse otros incumplimientos formales ya que, como denunció por entonces Eduardo Murúa, presidente del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas y actual director de Políticas de Inclusión Económica en el Ministerio de Desarrollo Social, tampoco se cumplió con “ninguna de las leyes administrativas que obligan al Estado a realizar distintos informes antes de la toma de deuda: de factibilidad, económico hecho por el Ministerio de Hacienda y otro jurídico previo a la situación del acuerdo. Pero ni siquiera se cuenta con un decreto presidencial sobre el préstamo”.

 

 

 

“Ante la impunidad, memoria y justicia”

 

 

 

Pilatti recuerda las palabras del ex presidente Néstor Kirchner quien acerca de las políticas del FMI y sus consecuencias advirtiera: “formamos parte de la triste realidad de integrar el grupo de países en los que esa institución (FMI) ha aplicado y monitoreado sus planes de ajuste. El resultado ha sido exclusión, pobreza, indigencia, la destrucción del aparato productivo…”.

 

 


Además, la senadora exige “la correspondiente investigación y juicio a los responsables de la estafa financiera más grande al pueblo argentino”. Sobre este punto, vuelve a citar las palabras de Néstor Kirchner, mencionando que “a la sombra de esos programas hemos visto concentración de ingresos en unos pocos y chocado contra la imposibilidad de combinar crecimiento macroeconómico con desarrollo social y pleno empleo”.

 

 

 

Por último, al momento de justificar su voto en el recinto Pilatti Vergara expresa: “Votar este proyecto no es salvar al pueblo argentino del default, esto es prolongar la agonía. Al default tarde o temprano lo vamos a sufrir, sobre las espaldas de los que ya hoy, están sufriendo muchísimo. Todos sabemos lo que son las imposiciones del FMI que no es otra cosa que tremendos ajustes, y el pueblo argentino no está en condiciones de soportar ningún ajuste más. Ojalá me equivoque, nadie mas que yo quiere equivocarse con estas apreciaciones y si es así que Dios y la Patria me lo demanden. Pero si no soy yo la que se equivoca, y esto se trató de la mayor estafa de la historia argentina, cuya consecuencias las va sufrir el pueblo ya tan sufriente; espero que Dios, la Patria, y una Justicia que no sea la que hoy padecemos, se lo demanden a los responsables”.

 

Te puede interesar