Advierten sobre el uso del cigarrillo electrónico

El Ministerio de Salud Pública del Chaco asevera que el cigarrillo electrónico contiene sustancias tóxicas y cancerígenas y nicotina que mantiene la adicción. Señala que no existen datos científicos conclusivos que comprueben que sirven para dejar de fumar.

Sociedad 13 de noviembre de 2019

MR-Construimos-Ciudad-1040X200



cigarrillo-electronico-01
Cigarrillo electrónico

Ante la aparición del primer caso de lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillo electrónico en Argentina, el Ministerio de Salud Pública  detalla acerca de los riesgos de su consumo. Además, se no recomienda su uso, tanto en espacios abiertos como cerrados, ya que la evidencia científica muestra que liberan sustancias tóxicas al medio ambiente y afectan a otras personas.

 

 

De acuerdo a la información emitida por la cartera sanitaria nacional, sobre el primer caso reportado de lesión pulmonar asociada a este dispositivo, se remarca a la población chaqueña que los cigarrillos electrónicos emiten aerosol y no vapor de agua, no son inofensivos. Aún cuando el tanque está rotulado como libre de nicotina, puede contenerla.

 

 

El aerosol contiene nicotina, compuestos orgánicos volátiles, partículas ultrafinas, sustancias químicas que causan cáncer, metales pesados (níquel, estaño, plomo) y saborizantes como diacetilo, que causa enfermedad pulmonar grave”, comenta la directora del área, Andrea Cruz. Ningún saborizante ha sido avalado para ser inhalado.

 

 

Los cigarrillos electrónicos no son seguros para fumadores ni para no fumadores. Los no fumadores que empiezan a usarlos corren el riesgo de desarrollar adicción y empezar a fumar cigarrillos convencionales. Tampoco son recomendables para jóvenes, adultos jóvenes, mujeres embarazadas o adultos que actualmente no usan productos de tabaco. “La nicotina es poderosamente adictiva, tóxica para los fetos en desarrollo y puede afectar el desarrollo cerebral entre los 20 y 25 años”, apunta la especialista.

 

 

Asimismo, no hay datos científicos conclusivos de que sirvan para dejar de fumar. Quienes los usan con ese fin en la mayoría de los casos terminan dependiendo de los cigarrillos electrónicos y mantienen el consumo de nicotina, o usando ambas formas (cigarrillos convencionales y electrónicos).

 

 

En la actualidad, existen tratamientos efectivos para dejar de fumar con fármacos que fueron sido evaluados y aprobados por la ANMAT. Se puede obtener asesoramiento integral al respecto a través del 0800-999-3040 del Programa Nacional de Control del Tabaco del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar