Somos Monte Chaco respalda medida judicial que frena los desmontes

Somos Monte Chaco expresa respaldo a la decisión del juez en lo Civil y Comercial N°21 por la que impide que se continúe la extracción de madera en predios en los que se autorizó en contraposición a la Ley de Bosques. Pide la recomponer los suelos desmontados ilegalmente. 

Sociedad 22 de octubre de 2019

MR-Construimos-Ciudad-1040X200

Somos-Monte-Chaco-19-06-11-01
Manifestación de Somos Monte Chaco

Desde Somos Monte Chaco, movimiento que nuclea organizaciones y personas preocupadas por los problemas asociados al mal uso de nuestros bosques, expresan  apoyo “a la decisión del juez de proteger los últimos bosques que quedan en predios donde las autorizaciones han sido entregadas de forma ilegal. La resolución del juez Civil y Comercial Nº21 indica que una medida cautelar ya existente alcanza a la explotación y al aprovechamiento de los bienes extraídos ilegalmente en estos predios. Es decir, prohíbe que se continúe extrayendo y cortando madera en predios donde se autorizó ilegalmente”, expresa en un documento la organización conservacionista.

 

 

“Se trata de alrededor de 50 predios en los cuales, por orden judicial, no podrá continuar, al menos por el momento, el aprovechamiento forestal. Cuando hace algunos años la provincia de Chaco evaluó, junto a técnicos, especialistas y científicos de diferentes áreas, las características ambientales y socio-culturales de estos predios, llegó a la conclusión de que explotar comercialmente el bosque con planes de cambio de uso de suelo (que es el nombre técnico para lo que conocemos como desmontar) sería peligroso ambientalmente. Es decir, la provincia junto a especialistas realizó una evaluación a partir de la cual se prohibió en estos predios este tipo de actividad pues, de hacerlo, nos encontraríamos en un gran riesgo ambiental, pudiendo generar procesos de desertificación o pérdida de agua potable, entre otras consecuencias negativas”, explica Somos Monte Chaco. Y luego, precisa que “esta evaluación ocurrió en el marco de la implementación de la Ley de Bosques, a partir de la cual se ordenaron los bosques nativos, de allí surgió el mapa del OTBN, y se decidió el uso que está permitido en cada área boscosa de la provincia. En los predios que alcanza la medida cautelar, el ordenamiento indicaba que estaban en una categoría que permitía su uso sustentable (Categoría amarilla, o II, en el ordenamiento territorial)”.

 

 

”Habiendo decidido que en estos predios no se podía deforestar, y que solo podrían ser utilizados comercialmente si se realizaba un manejo sustentable del bosque, la Dirección de Bosques, encargada de cuidar nuestro patrimonio forestal, y de salvaguardar nuestra seguridad ambiental, autorizó dicho cambio de manera irregular”, expone la organización ambientalista.

 

 

En tal sentido, señala que “sin pasar por los procesos de evaluación para la recategorización previstos por la ley, en estos predios se disminuyó la categoría de conservación y se autorizaron desmontes”. Luego afirma que “estas recategorizaciones y los aprovechamientos forestales hechos luego en estos predios son ilegales. Y, por ser ilegales, han sido denunciados por el defensor del pueblo. Ahora el juez ordena que no se aproveche la madera hasta tanto concluya su investigación. Y Somos Monte apoya esta decisión”, declara.

“Estos predios, desmontados ilegalmente, y de los cuales el Estado aún no informó dónd e están ubicados, la superficie de bosque perdida, qué volumen, tipo y destino fue el de la madera extraída, deben recomponerse ecológicamente. Solamente así revertiremos la fertilidad de nuestros suelos, la potabilidad de nuestra agua y nuestra seguridad ambiental”, sostiene esta ONG. Y deja el interrogante: ¿Cómo puede siquiera discutirse si vamos a usar algo que es ilegal?” A lo que responde: “Porque un desmonte ilegal significa que nos han quitado a todos y a todas nuestros bienes comunes limitados, que incluyen recursos madereros, servicios ecosistémicos y, como insistimos en este texto, la posibilidad de vivir en un ambiente seguro”.

 

 

Pedimos al Estado que informe sobre la real situación de los predios recategorizados ilegalmente, su ubicación, el tipo y volumen de madera extraída, su destino, y que controle que no se sigan sacando árboleestoss vivos de  predios”, expresa Somos Monte Chaco.

 

 

“El sector forestal cuenta aún con 4 millones de hectáreas de bosque nativo donde realizar sus actividades comerciales. La actividad forestal, carbonera, etc. Continúa legalmente en esta enorme superficie y, de hecho, cada año se otorgan cientos de permisos regulares para el aprovechamiento forestal sustentable”, afirma.

 

 

“Dado que los aprovechamientos en estos predios son ilegales, detenerlos haciendo uso de las leyes provinciales y nacionales vigentes no es en absoluto un intento de obstaculizar el potencial productivo de nuestra tierra. Por el contrario, el objetivo es lograr un desarrollo verdadero, digno y sustentable. Las leyes ambientales y los accionares para que las mismas se cumplan no son un obstáculo para el sector forestal, sino una herramienta para defender a los empresarios honestos, así como la única forma para garantizar el futuro del patrimonio forestal del Chaco, de lo que dependen el trabajo de muchas personas y al mismo tiempo el bienestar de millones de personas, por cuanto no solo habitantes del Chaco nos beneficiamos de la tierra, del agua y del aire que todos los días nos alimentan”, enfatiza.

 

 

Desde Somos Monte, se remarca la necesidad de trabajo digno en la provincia, especialmente en la zona rural. Sabemos que en la explotación forestal hay personas trabajando sin derechos laborales, sin sueldos dignos, que sufren accidentes de los que nadie se hace cargo, que incluyen mutilaciones y demás”. Asimismo , reclama “no solo un uso sustentable y seguro de nuestros bosques, y una restauración ambiental donde se produjeron los desmontes ilegales, sino también fuentes de trabajo dignas para los trabajadores forestales”. Y además, recuerda que “restaurar ecológicamente estos predios puede ser una gran fuente de trabajo. Los predios desmontados ilegalmente deben recomponerse y sus suelos frágiles, no deben impactarse más de lo que ya fueron dañados”.

 

Te puede interesar