Causa ProFe: Tres años en suspenso para el ex ministro Jorge Romero

El ex ministro de Salud, Jorge Humberto Romero recibe la de tres años de sentencia en suspenso al considerarlo responsable del delito de fraude en perjuicio de la administración pública, en la causa del Programa Federal de Salud. El dictamen es dictado por la Cámara Segunda en lo Criminal de Resistencia.
Camara-del-crimen-01
Cámara del Crimen de Resistencia

La Sala Unipersonal Nº3 de la Cámara Segunda en lo Criminal de Resistencia, a cargo de la jueza Gloria Beatriz Zalazar, dictó sentencia el 9 de noviembre en la causa relacionada con el Programa Federal de Salud (PROFE).

 

 

El tribunal condenó al imputado Jorge Humberto Romero como autor penalmente responsable del delito de fraude en perjuicio de la administración pública en función con administración fraudulenta (diez hechos) en concurso real (art. 174, inciso 5° en función del artículo 173 inciso 7 y 55 del Código Penal) a la pena de tres años de prisión en suspenso e inhabilitación especial perpetua (conforme lo previsto en el último párrafo del artículo 174 del Código Penal).

 

 

Además, en atención a lo normado por el artículo 27 bis del C.P., impuso por el  término de dos años, las siguientes reglas de conducta: 1) Fijar residencia de la que no podrán ausentarse sin autorización previa del Tribunal; 2) Abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de la ingesta de bebidas alcohólicas; 3) No cometer delitos. Todo ello, bajo apercibimiento de revocarse la condicionalidad de la condena impuesta y el deber de cumplirla efectivamente.

 

 

Los hechos

 

 

La causa se refiere a un hecho ocurrido durante 2001 donde en distintas oportunidades funcionarios del Ministerio de Salud Pública del Chaco habrían realizado maniobras ilícitas en relación a la compra de medicamentos e insumos hospitalarios que eran supuestamente destinados a hospitales y beneficiarios de las localidades de Juan José Castelli, Sáenz Peña, General San Martín y Villa Ángela por los cuales hubo una erogación de sumas de dinero en perjuicio del Estado provincial que dan cuenta en diez facturas.

 

 

Fundamentos

 

 

El fallo menciona que tras el control efectuado por el Tribunal de Cuentas se “detectó la existencia de diversos pedidos de compras de medicamentos e insumos hospitalarios que fueron efectuados por distintos hospitales a través de notas de adquisición, advirtiéndose que dichas notas adolecían de ciertas falsedades ideológicas como ser los sellos de dichos hospitales y las firmas sin aclaración de las personas que efectuaban esos pedidos”.

 

 

Además, en relación a los pacientes -supuestos beneficiarios de los medicamentos e insumos- aclara que “no se adjuntaban sus  historias clínicas u otras documentaciones que justificaran la necesidad de recepcionar tales beneficios”.

 

 

También señala que se verificó la inexistencia de pedidos de insumos,  ya que tanto los directores, personal médico e inspectores de zona manifestaron su desconocimiento como así también de las firmas y sellos insertos en los mismos.

 

 

En conclusión, la jueza sostuvo que “las erogaciones realizadas no encuadran en la normativa por no estar acreditada la necesidad de los pacientes. Se fraguaron presupuestos, facturas con numeración dudosas, notas de pedidos con firmas y sellos falsos, las necesidades supuestas de pacientes supuestos, por lo que lógicamente nadie recibió los bienes que se habrían adquirido, con todo se tiene fehacientemente determinada la existencia de la maniobra ilícita del fraude a la Administración Pública”.  

 

 
 

Te puede interesar