Semana de la Cultura Peronista: Perspectiva de género y reforma constitucional, ejes de los primeros debates

La Semana de la Cultura Peronista Chaqueña da inicio con un taller de “Perspectiva de género en las políticas de juventudes”. También una charla sobre “Propuestas para una reforma constitucional” con Jorge Capitanich y Ana del Carmen Abraham.
Ver galería PJ-Semana-de-la-cultura-peronista-18-10-16-03
1 / 3 - Semana de la Cultura Peronista

La tercera edición de la Semana de la Cultura Peronista Chaqueña quedó inaugurada este lunes con un corte de cintas a cargo del gobernador Oscar Domingo Peppo y el presidente del Instituto Juan Domingo Perón y parlamentario del MerCoSur, Julio René Sotelo.  La muestra incluye una Feria del Libro, la exposición del Museo Histórico del Peronismo Chaqueño, muestras permanentes, charlas, debates y hasta un concurso de fotografía, la actuación de cantores populares, una feria gastronómica y la presentación de obras de teatro.

 

 

El gobernador Peppo destacó el valor significativo de esta semana y extendió “a todo el pueblo del Chaco la invitación a participar” de las actividades, que al mismo tiempo que implican “un reconocimiento a la histórica militancia de este partido político hacen trascender la esencia del peronismo”. En este marco, destacó la organización anual de la Feria del Libro con la subvención por el Estado del 50 por ciento del precio de los ejemplares.

 

 

Frente a una mesa de exposición de la Asociación de Ex Presos Políticos de la Dictadura Militar y la Asociación Ramón Carrillo, se realizó la entrega de una placa con la imagen de la manifestación que los estudiantes chaqueños realizaron tras el asesinato del correntino Juan José Cabral, que fue recuperada de los archivos policiales de la época de la dictadura militar. A la lucha de entonces se refirió en representación colectiva José Meana, actual director del Banco del Chaco.

 

 

El presidente del Instituto de Capacitación Política Juan Domingo Perón, Julio René Sotelo, subrayó la orientación extendida durante toda la semana a los intereses de la juventud, representada en la temática de las charlas que forman parte del cronograma de actividades. “No se trata sólo de una muestra de retrospección, sino de la mirada de los jóvenes”, reseñó Sotelo, quien agradeció la colaboración del gobierno provincial y los militantes peronistas por el acompañamiento.

 

 

El presidente del bloque del PJ en la Cámara de Diputados de la Provincia, Hugo Sager, fue una de las personalidades presentes en la inauguración. Desde Corrientes llegó el parlamentario del MerCoSur, Alejandro Carlen, quien como consejero y congresal del PJ correntino anunció la inauguración de la sede partidaria de la vecina capital provincial, que se realizará el 17 de octubre, en tanto en Resistencia parte de la Semana de la Cultura será la celebración del Día de la Lealtad en el edificio histórico de Mitre y Rivadavia.

 

 

Perspectiva de género en las políticas de juventudes

 

 

La primera jornada de la Semana de la Cultura Peronista marcó la intensidad y calidad del cronograma de actividades. Por la tarde, el presidente del Instituto Juan Domingo Perón dio apertura a un taller sobre perspectiva de género en las políticas de las juventudes, organizado por un espacio en conformación dentro de la Juventud Peronista que propone una política inclusiva y horizontal como una cuestión de justicia social.

 

 

Un numeroso auditorio compuesto mayoritariamente por mujeres realizó primero un trabajo participativo sobre la base de material colectado al efecto, un video sobre las diferencias entre las generaciones en función del tiempo en que nacieron y las experiencias vividas en forma colectiva, con recorrido por las mismas, y un texto escrito por una periodista española en relación a conceptos como patriarcado y feminismo.

 

 

El taller incluyó una referencia histórica de las acciones políticas por la igualdad de género, partiendo desde la incorporación del voto femenino hasta la Ley de Cupo y el actual reclamo por una ley de paridad. El divorcio, el reconocimiento de hijos extramatrimoniales, los derechos hereditarios, la reglamentación del trabajo en casas particulares, la jubilación de amas de casa, la Ley de educación sexual integral, el matrimonio igualitario y la Ley de Identidad de género fueron mencionados como el resultado de acciones colectivas, dinámicas y flexibles que levantaron la bandera de la ampliación de derechos.

 

 

Las participantes del taller cuestionaron la negación que aún sufren en muchos ámbitos las mujeres y personas trans y dieron testimonio de las luchas por la deconstrucción de planteos y prácticas normadas según los roles que históricamente se dieron por la caracterización biológica. Su conclusión fue terminante en cuanto a la necesidad de la consagración y aplicación efectiva de leyes para alcanzar el objetivo de la igualdad.

 

 

Propuestas para una reforma constitucional

 

 

La presentación del libro “Chaco. Debate Constitucional”, de Jorge Milton Capitanich, fue “punto de partida de un movimiento que promete avanzar en el peronismo y el contexto de la sociedad chaqueña en pos de los cambios que ésta requiere en materia institucional”.

 

 

Julio Sotelo fue nuevamente el presentador de una mesa que integraron la ex convencional constituyente provincial Ana del Carmen Abraham y el dos veces gobernador de la Provincia y jefe del gabinete de ministros de la Nación, ex senador y actual intendente de Resistencia.

 

 

Capitanich reseña en un libro propuestas para la reforma de la Constitución de la Provincia, con la convicción que “continuar un proyecto sobre la dinámica de cambios permanentes permite otra percepción social y los nuevos paradigmas que buscamos”.

 

 

El autor de “Chaco. Debate Constitucional” considera que éste “debe ser un debate abierto con participación del público” porque “es tiempo de hacer un balance sobre las cuestiones que funcionan y no funcionan” y “los cambios políticos, económicos y sociales son más veloces que la capacidad para receptar esos cambios”.

 

 

Sobre los ejes de calidad institucional, descentralización de las políticas públicas y cláusulas de progreso o desarrollo económico, el ex gobernador desarrolló una propuesta que parte desde la misma redacción del Preámbulo para incluir la perspectiva plurilingüe, multicultural y plurireligiosa, y contiene todo lo atinente a las cláusulas éticas que se plasmaron en la puesta en funcionamiento de la Defensoría del Pueblo, el juicio por jurados y la rendición de cuentas, la participación del Poder Ejecutivo en la formación de las leyes, la plena vigencia de la acción de amparo y los organismos de control interno y externo. En el caso de éstos últimos, promueve la selección a través de concurso de antecedentes y oposición y mecanismos de control de los dirigentes y las instituciones frente al flagelo de la corrupción.

 

 

La propuesta también incluye una cláusula de responsabilidad fiscal, cuya necesidad Capitanich graficó recordando que “el acuerdo del gobierno nacional de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional no pasó por el acuerdo del Congreso a pesar que la deuda proyectada es un 107 por ciento del PBI, en contraste con lo que hizo el ex presidente Néstor Kirchner, quien logró habilitar el tratamiento del decreto de necesidad y urgencia para el pago de la deuda con el Fondo”.

 

 

La reivindicación de la potestad del Estado en materias como el uso del espacio aéreo y la extensión de fibra óptica, la colegiación obligatoria, la regulación de la pauta publicitaria oficial para una mayor transparencia y democratización, el límite de los mandatos en todos los cargos para que los liderazgos no sean personales sino de proyectos políticos, y hasta una reforma para eliminar los resabios monárquicos del Poder Judicial y sustituir el Consejo de la Magistratura con el perfil de un consejo académico forman parte de la innovación proyectada.

 

 

Finalmente, Capitanich mencionó la representación legislativa de las micro-regiones y la descentralización de servicios para posibilitar una mejor atención de la salud y el mantenimiento preventivo y correctivo de los establecimientos escolares, juzgados y registros en los municipios. Esa es parte de una propuesta que, sin sustituir políticas de coordinación, apunta a la planificación centralizada y la ejecución descentralizada con participación de las organizaciones libres de los pueblos, en asuntos tan importantes como la elaboración del presupuesto y el control de las metas y de las empresas públicas por los ciudadanos, previa obligatoriedad de la publicación del patrimonio del Estado.

 

 

La importancia de la Constitución del ‘51

 

 

En una expresión ratificada por el intendente Jorge Capitanich, la ex convencional constituyente provincial, Ana del Carmen Abraham, afirmó que “los chaqueños tenemos que enorgullecernos de la Constitución de 1.951”, que marcó un hito en la historia del Chaco al incorporar en su artículo 19 el reconocimiento de los derechos del trabajador, la familia, la ancianidad y la educación y la cultura, con la adopción de acciones para la realización de los mismos.

 

 

Abraham recordó que la sanción de esa Constitución concretó el proceso de institucionalización de una por entonces nueva provincia y fue resultado de un proceso de concienciación, en el contexto mundial del constitucionalismo social que incluyó los derechos de segunda generación, es decir, ya no solamente los derechos del hombre sino los derechos sociales.

 

 

La abogada ex convencional constituyente también remembró la composición de la Legislatura, que se dividía en mitades por representación popular y de las asociaciones gremiales, y manifestó su acuerdo con la propuesta del ex gobernador de instituir legisladores electos en representación de las micro-regiones que componen la integración provincial.

 

 

Con críticas se expresó sin embargo acerca de “las características de la Constitución Nacional de 1.853, que ninguna alusión hacía a los desvalidos y desprotegidos, y aún más al texto que, previa abrogación, sustituyó a la Constitución Provincial de 1.951, porque a diferencia de aquella, que mantuvo derechos en el artículo 14 bis, éste borró las conquistas del constitucionalismo”.

 

 

La Constitución de 1.951 se anticipó incluso a los Pactos Internacionales sobre Derechos Humanos, que recién después de más de 40 años volvieron a configurar el texto constitucional argentino como una Constitución tuitiva. “Todos los derechos son producto de una lucha”, sintetizó la panelista, quien estimó que no hay mucho tiempo más de espera para una nueva reforma de la Constitución Provincial.

 

 

Te puede interesar