Policías Autoconvocados disconformes con la situación salarial

La agrupación de Policías Autoconvocados por un Salario Justo sostiene que este 15 de junio, Día de la fuerza de seguridad provincial, no tiene nada para festejar. Remarca la situación salarial por debajo de la línea de pobreza y entre las peores en un ranking con las demás provincias.
Policias-Autoconvocados-frente-a-Jefatura-17-08-01-01
Manifestación de Policías Autoconvocados frente a la Jefatura de Policía

“En las vísperas de un nuevo aniversario institucional, y ante la grave situación socioeconómica que se atraviesa a nivel nacional y provincial, los policías chaqueños no tenemos nada para festejar”, asegura la agrupación Policías Autoconvocados por un Salario Justo.

 

 

Luego expresa que “como trabajadores de la seguridad pública no escapamos a una coyuntura que afecta a todos los asalariados, donde la inflación y su contracara de pérdida del poder adquisitivo de los salarios provocan un ajuste de proporciones incalculables”.

 

 

“Las pautas salariales dispuestas por el Gobierno provincial para este año, de un 10 por ciento en los básicos de cada grado y de 1.800 pesos en negro en tres cuotas para el personal de Seguridad, han sido pulverizadas en menos de 6 meses por la espiral de crecimiento imparable en los precios de los bienes y servicios básicos. El pronóstico de inflación para este año según expertos se ubica hoy entre el 27 y el 30 por ciento”, expone la organización de los uniformados.

 

 

El agente de policía tiene asignado un sueldo de bolsillo de 14.900 pesos y está por debajo del umbral de pobreza del INDEC que supera hoy los  18.000 pesos”, indica Policías Autoconvocados. En ese sentido, detalla que “la proporción de sumas en negro sobre el salario de bolsillo del agente en actividad alcanzará este año el 27 por ciento. El Chaco está entre las últimas del ranking salarial de las policías argentinas”, afirma.

 

 

“El achatamiento en los sueldos básicos producto de políticas salariales contrarias a la Ley del Personal Policial, que se implementaron en 2.004, 2.005 y 2.006, redujo drásticamente la estructura salarial fuertemente asociada al escalafón policial, que los gobiernos a su turno no solucionaron”, analiza. A lo que seguidamente acota que “la imposición de varias sumas en negro a partir de 2.008 hasta la actualidad perjudican notoriamente a todos los policías”.

 

 

“Si bien somos conscientes que no le podemos exigir al actual Gobierno que solucione rápidamente problemas que vienen desde hace por lo menos una década, hace dos años le hemos propuesto conjuntamente con la Jefatura de Policía una metodología de devolución gradual y progresiva de nuestra escala salarial y el blanqueo de las sumas en negro”, dice la organización de los policías retirados.

 

 

“En diciembre del año pasado hemos conseguido la eliminación de uno de los 4 conceptos no remunerativos ni bonificables y su incorporación al básico. El Poder Ejecutivo se comprometió a blanquear otro concepto antes de fin de año. Le pedimos un pequeño esfuerzo financiero más este año, y que nos devuelva al menos una mínima parte de la estructura salarial de acuerdo a la Ley”, señala.

 

 

Menciona asimismo que “otro de los objetivos de la propuesta conjunta presentada es alcanzar la meta de un sueldo de bolsillo por encima de la línea de pobreza para los policías de menor graduación”.

 

 

“Entendemos que son todas propuestas realizables y financiables para la provincia, y que a través del diálogo propositivo podremos acordar la mejor solución posible”, considera.

 

 

“No obstante la difícil situación imperante, tenemos fe que todo se puede mejorar, y que la Policía del Chaco habrá de seguir cumpliendo pese a las adversidades con la sagrada misión de velar por la seguridad pública de todos los chaqueños”, reafirma Policías Autoconvocados.

 

 

Te puede interesar