Causa Caballero II: Piden prisión perpetua, 25 y 21 años de prisión

El Ministerio Público Fiscal culmina su alegato en la causa Caballero II con un pedido de altas penas por imputaciones de  tormento agravado y privación ilegítima de la libertad  y homicidio calificado al grupo de los 12 imputados. El juicio oral continuará con el alegato de la defensa jueves 26 de abril. 
Causa-Caballero-2-18-04-19-01
Juicio de la causa Caballero II

El alegato fiscal en la causa Caballero II, por crímenes de lesa humanidad en la ex Brigada de Investigaciones fue completado en la mañana de este jueves 19  por los  fiscales Diego Vigay y Patricio Sabadini con la descripción y valoración de testimonios, la calificación legal de los hechos y el pedido de pena respectiva para los represores 12 imputados.

 

 

Para Gabino Manader, José Francisco Rodríguez Valiente, Enzo Breard, José Marín, Ramón Esteban Meza, Luis Alberto Patetta, Albino Luis Borda, y José Tadeo Luis Bettolli, (todos ellos con un promedio de entre 2 y 10 hechos imputados) se pidió la pena de 25 años de prisión e inhabilitación absoluta por tormento agravado psíquico y físico por la condición de detenido político de la víctima y privación ilegítima de la libertad. Además, como pena alternativa, en relación con el destino final del matrimonio Morel-Ayala, se requirió condenarlos por homicidio calificado a la pena de prisión perpetua.

 

 

Asimismo, se solicitó la pena de 21 años de prisión para Gustavo Pellozo,  Jorge Ibarra, Antonio Musa Azar Curi, y Miguel Garbi por tormento agravado psíquico y físico por la condición de detenido político de la víctima y privación ilegítima de la libertad (por un hecho).

 

 

La causa pasó a cuarto intermedio hasta el jueves 26 de abril, cuando se continuará con el alegato de la defensa, luego de lo cual, una vez que sean realizadas las réplicas entre las partes, ya sólo restará el dictado de la sentencia para concluir este juicio, el cuarto por crímenes de lesa humanidad en el Chaco.

 

 

Los únicos imputados presentes en la sala del Tribunal Oral Federal fueron José Rodríguez Valiente, Jorge Ibarra, y José Marín. Bettolli, Patetta, Pellozo, Musa Azar y Garbi siguieron el alegato por videoconferencia desde Buenos aires los primeros tres y desde Santiago del Estero los últimos dos. El grupo restante, encabezado por Gabino Manader, con beneficio de prisión domiciliaria, fueron excusados de presenciar los debates por razones de salud.

 

 

“Objeto Procesal y justicia efectiva" 

 

La audiencia comenzó con la exposición del fiscal Diego Vigay, que desarrolló el último caso que restaba de su parte de alegato, referido a la detención y torturas sufridas por el integrante de Ligas Agrarias, Mauricio Berger. Cómo sucedió en varias ocasiones a lo largo de los debates, Vigay fue interrumpido durante su alegato por el juez Eduardo Belforte con un pedido de mayor resumen de su exposición y señalamiento de que algunas de cuestiones planteadas no formaban parte del “objeto procesal” de la causa. Vigay con tono didáctico, presentó las razones que avalan la descripción minuciosa de los detalles e indicios de contexto necesarios para la reconstrucción fidedigna del funcionamiento del centro de detención y exterminio organizado de modo clandestino en la ex Brigada de Investigaciones, con la finalidad de asegurar la impunidad de los crímenes allí cometidos, al amparo del poder estatal.

 

 

Delitos de lesa humanidad 

 

 

En relación a ello, Vigay remarcó al momento de considerar el valor de la prueba, la importancia del testimonio de sobrevivientes y testigos y la credibilidad que les asiste. Además, citó jurisprudencia reciente sobre el tema, como una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación del 10 de abril de este año. Sucede que si bien este juicio tiene como antecedente directo el proceso Caballero I, de 2.010, en cuya sentencia se dieron por comprobadas detenciones ilegales y torturas de la más variada índole, a partir del año 2.016, el consenso judicial que reconocía al testimonio de la víctima sobreviviente  un rol fundamental atento a que los ejecutores del plan de exterminio contaron con todos los recursos para el borrado de pruebas, comenzó a modificarse, con tribunales que pretenden un estándar probatorio más alto, y fallos que resultaron en absoluciones para imputados que fueron revertidos en Casación.

 

 

Derechos Humanos 

 

 

El fiscal Patricio Sabadini concluyó el alegato del Ministerio Público, con la presentación de los respectivos pedidos de pena, y antes de ello, con la calificación legal y consideraciones generales; “En este juicio hablamos de delitos de lesa humanidad, esto está plenamente superado, se tratan de serios actos que por su extensión y gravedad y que trascienden al individuo y agreden a la humanidad toda, en un ataque sistemático y gran escala”. Sobre ello señaló que en el caso particular de los casos juzgados en Caballero II los roles y tipos penales desarrollados por cada uno de los imputados han sido “perfectamente identificados”.

 

 

Luego de una serie de consideraciones técnicas sobre tipificación y demás cuestiones jurídicas, y una vez presentadas solicitudes de pena a perpetua y de 25 y de 21 años de prisión, Sabadini culminó el alegato fiscal con las siguientes palabras; “A lo largo de la trayectoria del poder punitivo podemos ver que este ha criminalizado a las brujas, a los locos, al diferente, gente de color, borrachos, prostitutas, homosexuales, transexuales, siempre en una permanente tensión entre el ser y el deber ser. Siempre se buscó un puente entre ese ser y ese deber ser, se ha avanzado mucho luego de la recuperación de la democracia, y todavía queda mucho por avanzar; porque ese puente entre el ser y el deber ser son los Derechos Humanos”.