La Unión Judicial define paro de actividades para el jueves 5 y viernes 6 de abril

La Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco convoca a medidas de fuerza para el  jueves 5 y viernes 6 de abril. En Resistencia, el paro general de actividades será con retiro de los lugares de trabajo, en la primera jornada y con concentración frente a los juzgados en el segundo día; mientras que en el interior, en principio será sin asistencia a los lugares de trabajo y se unirán, a partir de las 10, en la vereda del Superior Tribunal de Justicia y para todos en el resto de la provincia.
Union-Judicial-Asamblea-17-09-15-01
Asamblea de la Unión Judicial

La Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco resolvió en asamblea de en la tarde del 28 de marzo, convocar a paro general de actividades con retiro de los lugares de trabajo a partir de las 10.00 horas del jueves 5 de abril y concentración en Hipólito Irigoyen esquina Güemes de Resistencia y concentración fuera de los juzgados para el interior provincial; y paro general de actividades sin asistencia a los lugares de trabajo para el interior provincial y paro general de actividades con retiro de los lugares de trabajo a partir de las 10.00 horas, ambos del viernes 6 de abril y concentración frente al Superior Tribunal de Justicia a las 10.00 horas, para el mismo viernes 6 de abril, en reclamo de “una pauta salarial justa y equitativa para todo el personal judicial”. En este ámbito se realizará la próxima asamblea para definir medidas de acción.

 

 

El malestar es creciente en todo el personal judicial por: la deuda de la pauta salarial del año pasado en el que el gobierno lejos de proteger los salarios de la inflación los redujo con respecto a ésta en un 15 por ciento; la pauta general impuesta por el gobierno provincial en el Decreto Nº 491/18, la cual considera “irrisoria y deja a una gran cantidad de trabajadores por debajo de la línea de pobreza con aumentos del 4, 3 y 3 por ciento, para marzo, junio y septiembre”. Y finalmente plantea la pauta particular diferenciada que propone el gobierno con un 30 por ciento de aumento en el título solo para magistrados y funcionarios y con aumentos en negro o no remunerativos de 1.500 pesos para el resto del personal judicial. Al respecto dice que “no sigue la porcentualidad, ni respeta la estructura de cargos y decretos o leyes con similares aberraciones ya fueron sancionadas en contra por la Corte Suprema de Justicia y le terminaron costando al Estado en miles de millones de pesos”.

 

Te puede interesar