Emergencia hídrica: Ricardo Sánchez acusa de oportunismo político y falta de previsión al macrismo

El diputado provincial Ricardo Sánchez sostiene que existe “oportunismo político” y “falta de previsión” del Gobierno Nacional ante la emergencia hídrica, en respuesta a los cuestionamientos de Encuentro Cívico. Invita a los legisladores macristas a gestionar el dinero para las obras que permitan solucionar este problema.
Ricardo-Sanchez-08
diputado provincial Ricardo Sánchez

El diputado provincial justicialista, Ricardo Sánchez criticó los planteos de dirigentes de Encuentro Cívico acerca de la emergencia hídrica. Consideró el representante legislativo que existió “oportunismo político” y “falta de previsión”, a la par, sostuvo que hubo “falta de gestión y compromiso del Gobierno Nacional”. En relación a esto, remarcó que durante los 8 años de la gestión de Jorge Capitanich se ejecutó el 65 por ciento del Segundo Acueducto del Interior, mientras que desde la asunción de Mauricio Macri sólo se avanzó el 1,9 por ciento de la obra.

 

 

“Frente al documento radical macrista del espacio que encabeza Hugo Domínguez cabe destacar el desenfadado oportunismo político de quienes, cuando estuvieron a cargo del Gobierno Provincial no resolvieron un solo problema del agua potable para ningún chaqueño, pero hoy pretenden erigirse en fiscales de lo hecho tanto por el ex gobernador, Jorge Capitanich, como por Domingo Peppo”, dijo Sánchez.

 

 

En esa línea, subrayó que “muy lejos de las acusaciones de los dirigentes macristas, el Chaco logró, durante el mandato de Jorge Capitanich, una inversión nunca vista en la provincia en materia de agua potable, con fondos propios y provenientes de la Nación”. “Así, se pudo inaugurar el tramo del acueducto Barranqueras Sáenz Peña, que permitió duplicar el volumen de agua potable para la ciudad termal, gracias al avance del 65 por ciento de Segundo Acueducto; y así surge de la auditoría que está en poder de Mauricio Macri”, acotó.

 

A esto, Sánchez contrastó la información actual que indica que “lejos de invertir en esta obra, el Gobierno Nacional la paralizó durante más de un año y medio, por lo que desde 2015 sólo se ejecutó el 1,9 por ciento del 35 que falta para terminar y llevar agua a 23 localidades del Chaco”. “Al ritmo de obra que íbamos, en estos dos años debía ejecutarse un 17 por ciento, por lo que me pregunto ¿quién jugó con la necesidad y la ilusión de contar con agua potable de miles de chaqueños”, disparó.

 

 

Independientemente de ello, el legislador admitió que hubo faltante de agua en Sáenz Peña, pero argumentó que este fenómeno se debió a dos “imprevisibles” como la quema de pastizales en el tramo Resistencia-Sáenz Peña, lo que afectó la estructura en superficie del ducto; y la rotura involuntaria de una caño cuando se ejecutaba la autovía Resistencia- Makallé. “Para información de los diputados radicales, el tramo Barranqueras- Sáenz Peña sí funciona y permitió duplicar la cantidad de agua en esa ciudad del interior, lo que permitió además la instalación de 10 mil conexiones nuevas”, detalló.

 

 

Más allá del Segundo Acueducto del Interior, Sánchez destacó la ejecución de otras obras similares que, tomando agua de los ríos Bermejo o Paraguay, “hoy están funcionando implecablemente siendo Castelli el caso paradigmático porque todos los diciembre era noticia por el faltante de agua”. “Hoy, desde esa localidad, se asiste a El Espinillo, Miraflores y otras localidades, y si las obras no están concluidas es por el retaceo de fondos por parte de la Nación”, apuntó.

 

 

En síntesis, para el legislador “en este caso no hubo falta de previsión, sino de compromiso y gestión por parte del Gobierno Nacional para con nuestro pueblo chaqueño”. “Invito a los diputados macristas a ayudar en la gestión del dinero que, lamentablemente, nos retaceó el Gobierno de Mauricio Macri”, concluyó.