Desde UPCP alertan sobre ola de despidos: "Puede llegar al Chaco, con la excusa de la armonización"

José Niz, secretario general de la Unión del Personal Civil de la Provincia, expresa rechazo a la política despidos en la administración pública, instrumentada desde el Gobierno Nacional. Alerta que en la provincia del Chaco con la excusa de la armonización se podrían aplicar medidas similares.  
UPCP-17-09-28-01
Manifestación de UPCP

El secretario general de UPCP, José Niz remarcó la necesidad de “resistir el embate del ajuste masivo desplegado por las políticas totalmente discriminatorias dirigidas desde el Poder Ejecutivo nacional  hacia las provincias”.

 

 

Afirmó que “las medidas resueltas hasta ahora todas  han sido beneficio de los sectores concentrados de la economía,  reducción de retenciones  a las corporaciones, de carga impositiva, paritarias a la baja, aumento del combustible, del transporte de pasajeros, de agua, luz, prepagas, despidos, reforma previsional, con reducción del monto de jubilaciones, pensiones y asignaciones, despidos, y la introducción para este año  de una reforma laboral que promete aniquilar los derechos adquiridos para los trabajadores”.

 

 

“La reforma laboral, afectará  a miles de trabajadores y se dictan para alinearse a las recetas del Fondo Monetario Internacional que hoy producto del alto índice de endeudamiento  dirige los destinos de nuestro país especificó el dirigente sindical”,  aseveró el secretario general de UPCP.

 

 

“Luego de una inflación anual del casi 25 por ciento, los haberes de los empleados públicos chaqueños recibieron un magro 13 por ciento y hemos sido castigados por la pérdida del poder adquisitivo, la  inflación que licuó  nuestros ingresos, y un aumento salarial que nos colocó en una situación de retraso respecto del salvaje aumento de los precios de la canasta familiar”, disparó el sindicalista estatal.

 

 

Luego, Niz manifestó: “Este año que se inició nos encuentra con una provincia, que entregó todo al gobierno nacional, le dio los votos para la reforma previsional, para el  presupuesto 2018, la reforma tributaria y un Poder Legislativo que aprobó el consenso fiscal, pero todas las mejoras prometidas ninguna ha llegado y lo peor es que nos enfrentamos a un gobierno nacional que debería aplicar medidas equitativas para todos los ciudadanos, arbitrar políticas de reactivación  la producción y las economías regionales, para acompañar el desarrollo de las provincias más relegadas como la nuestra, con  generación de fuentes de trabajo, respeto a las autonomías provinciales y con una visión federal”.

 

 

“Este tiempo que vivimos es para luchadores con convicción porque consideramos que las políticas nacionales avaladas por un gobierno provincial débil, sin planificación, sin gestión y sin estrategias creativas para enfrentar  y resolver problemáticas en tiempos difíciles, generarán  un alto costo social para todos los sectores vulnerables y para los trabajadores que dependen de su único ingreso que es el salario”, finalizó.