Marcela Acuña: "No hay que caer en cuestionar a dirigentes sociales sino mirar el reclamo"

La referente de la agrupación Mujeres al Frente del movimiento Socialistas Unidos, Marcela Acuña,  asevera que no hay que caer en cuestionar a dirigentes sociales sino mirar el reclamo, al referirse a acusaciones contra Tito López. Dice que el método de difamación ya fue utilizado para intentar instalar la imagen de buen vivir de Emerenciano Sena.
Marcela-Acunia-01
Marcela Acuña, referente de la agrupación Mujeres al Frente del movimiento Socialistas Unidos Emerenciano

La dirigente de la agrupación Mujeres al Frente del movimiento Socialistas Unidos Emerenciano, Marcela Acuña salió al cruce de las denuncias en las redes sociales sobre “las supuestas camionetas adquiridas por Tito López”.

 

 

La dirigente social vinculó a la dirigencia del movimiento social que encabeza con las acusaciones aparecidas en internet. “Desde los inicios de la lucha política de Emerenciano Sena,  fue estigmatizado por el poder de turno instalando como método la difamación para la desacreditacion de la lucha,  donde se vulneró no sólo a una persona sino a su entorno,  familia y organización.  Nunca fue casual, si causal. Los pobres molestan y si se organizan y avanzan en sus ideas mejor. Y allí quería llegar, los radicales comenzaron con Emerenciano,  instalando una imagen de buen vivir y corrupción en las figuras sociales que se rebelaban al  gobierno de Ángel Rozas.  Pero esto no quedó allí,  lo metieron preso, y  lo  denigraron  para luego absolverlo”,  expresó Acuña.

 

 

“Con el cambio de gobierno la situación objetiva de criminalizar a todo aquel que piense y actúe diferente no se modificó. Caso Schoklender,  otro caso ejemplificando de cómo actuaron en consonancia medios de comunicación, y poder político, sobran palabras, la ciudadanía lo sabe.  Siempre fuimos, y seremos para un sector de la prensa, los sucios, feos y malos. De allí que hago esta salvedad”, apuntó la referente de la agrupación Mujeres al Frente.

 

  

“A Emerenciano,  lo cuestionan dejándolo como un hombre sin corazón porque no dio jamás una vivienda a sus hijos de  matrimonios anteriores, ni a familiares,  directos o indirectos. A mi persona la ponen en la misma línea de opinión porque con la misma actitud que compartimos con Emerenciano,  no entregué vivienda a mi hija mayor aun con situación de vulnerabilidad,  siendo la misma, mamá soltera, viviendo en un departamento alquilado,  a duras penas, con su pequeña hija”, mencionó Acuña.

 

 

“Estas son situaciones objetivas,  reales,  diferentes a la de los supuestos Tito López, donde se lo acusa socialmente de la compra de camionetas a sus hijos. Pero el ataque sistemático y con el mismo tenor llega a  Emerenciano que  jamás dio ningún logro de la organización para beneficios de sus familiares,  y amigos”, afirmó la dirigente del grupo femenino que conduce Sena.

 

 

“Dos situaciones tangencialmente diferentes,  pero cuestionadas, manipuladas, utilizadas y deformadas por los poderosos de turno que les molesta la representación de los pobres,  y sobre todo que se tenga un rol organizador”, indicó. A esto, se preguntó: “¿quién tiene el poder inquisidor de juzgar injustamente a personas que cometen el grave delito de rebelarse y organizar a los excluidos? A lo que seguidamente reflexionó: “La soberbia nos vuelve ciegos,  y nos olvidamos de que en cada dirigente hay un ser humano”. 

 

 

“El negar los logros, en materia de educación, por parte de funcionarios y militantes, es otra forma de demostración de la falta de respeto hacia las organizaciones sociales”, advirtió Acuña.

 

 

“La organización vence al tiempo, y así será.  En nuestro caso podrán querer difamarnos. De seguro, pero ya trascendimos en el tiempo, generando compañeros y compañeras capaces, militantes en serio, que todos los días multiplican nuestro ejemplo mirándose en Emerenciano,  en este hombre que fue enseñándonos a no contestar agresiones y hacer sin hablar demasiado.  Siendo siempre solidarios aun con aquellos que en algún momento nos difamaron injustamente. Devolvimos con trabajo las injurias”, afirmó. 

 

 

“Por eso decimos,  no caigamos en cuestionar a dirigentes, miremos el reclamo,  y el cartel que llevó a Buenos Aires que nos identifica a todos. El enemigo es Macri,  no lo olvidemos”, enfatizó.

 

Te puede interesar