10 mil evangélicos piden por Paz y Vida

Más de 10 mil personas dan forma a la marcha de la comunidad evangélica en la que piden por la Vida y la Paz. En una declaración de principios, piden que no se dicte ninguna ley tendiente a permitir la interrupción voluntaria del embarazo.
Ver galería marcha-evangelicos-17-10-29-01
1 / 2 - Marcha de evangélicos

Bajo el lema "Con Dios, Vida y Paz", la comunidad cristiana evangélica marchó en la tarde de este sábado. En total armonía y entonando alabanzas a Jesús unas 10 mil personas marcharon hacia la plaza 25 de Mayo de Resistencia donde confluyeron en una declaración de principios,  con una solicitada a las autoridades y oraron en forma mancomunada por la provincia.

 

 

Las distintas columnas partieron desde avenida Alberdi y avenida Moreno, avenida 9 de Julio y avenida Italia, avenida Sarmiento y avenida Laprida y avenida 25 de Mayo y avenida Belgrano y se concentraron a las 18, en un acto en Plaza 25 de Mayo donde mostraron unidad en Cristo. Pidieron por la paz de la ciudad, afirmaron los valores bíblicos como el matrimonio y el derecho a la vida,  proclamaron la grandeza y la soberanía de Dios, bendijeron la provincia, la ciudad y las familias.

 

 

En la oportunidad, compartieron una declaración de principios  basada en que:

 

  • creen en Dios Padre, Hijo Jesús y Espíritu Santo,  Creador del cielo y la tierra, Dador de la vida, por lo cual la defienden desde su concepción en el seno materno hasta la muerte natural, considerando el derecho a la existencia, condición imprescindible.
  • Creen en un Dios de orden, que hombre y mujer nos creó, formados a Su imagen y semejanza,  diseñados para que al unirse,  y que así se pueda generar una nueva vida; siendo el matrimonio heterosexual y la familia, la base de la sociedad.
  • Creen que la educación pública, debe estar libre de enfoques y contenidos de ideología de género, al carecer ésta, de base científica.
  • Creen en el amar al prójimo como a nosotros mismos, siendo este el cimiento para una sociedad tolerante y respetuosa, bregando por una comunidad libre de todo tipo de violencia arbitraria.

También, realizaron una petición firmada por todos los pastores, ante las autoridades nacionales, provinciales y municipales solicitando:

  • que no se dicte o sancione ley alguna tendiente a permitir, bajo cualquier forma, la interrupción voluntaria del embarazo, respetando así, el orden natural y el ordenamiento jurídico vigente que protege la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Así también, la inaplicabilidad de los protocolos de abortos no punibles.
  • que se defienda la vida desde la concepción en el seno materno, arbitrándose políticas de protección integral de la mujer embarazada y el niño por nacer.
  • que la educación pública sea libre de enfoques y contenidos de ideología de género.
  • que no se utilice el término matrimonio para las uniones del mismo sexo, limitándose el mismo para el realizado entre heterosexuales.
  • que no se auspicie, ampare, financie y/o facilite medios desde el Estado nacional, provincial o municipal, a movimientos, congresos o encuentros que tengan naturaleza violenta y/o usualmente generen actos de violencia, discriminación y/o humillación a instituciones o personas.

Te puede interesar