Derewicki asume en la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Resistencia

Diego Derewicki jura como juez de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Resistencia, en un acto realizado en el Superior Tribunal de Justicia. Mientras, Fernanda Motter Lugo lo hace en el cargo de asesora del Menor Nº 3.
Ver galería Diego-Derewicki-juramento-Camara-de-Apelaciones-Civil-y-Comercial-16-08-31-01
1 / 2 - Juramento de Diego Derewicki como juez de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Resistencia - Juramento, Diego Derewicki, juez de la Cámara de Apelaciones en los Civil y Comercial de Resistencia

En una ceremonia realizada en el Superior Tribunal de Justicia del Chaco juraron Diego Derewicki, como juez de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Resistencia, y Fernanda Motter Lugo, en el cargo de asesora del Menor Nº 3, provisoria.

 

El acto estuvo encabezado por la presidenta del máximo tribunal provincial, María Luisa Lucas, los ministros Isabel Grillo, Rolando Toledo, Emilia Valle y Alberto Mario Modi; el procurador general, Jorge Canteros y la defensora general, Alicia Alcalá.

 

Asimismo asistieron magistrados, funcionarios, empleados judiciales, familiares y público en general que colmaron las instalaciones del salón auditorio.

 

DEREWICKI: “UNA GRAN RESPONSABILIDAD”

 

“Es una gran responsabilidad integrar la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial”, manifestó Derewicki, teniendo en cuenta “la alta función que cumple, como órgano revisor de los tribunales de primera instancia, y las directivas que emite para uniformar criterios y coadyuvar a una adecuada, eficiente y eficaz administración de justicia que los ciudadanos esperan con ansiedad para resolver sus conflictos”.

 

MOTTER LUGO: “COMPROMISO DE ACOMPAÑAR Y REPRESENTAR”

 

Motter-Lugo-Juramento-asesora-del-Menor-3-16-08-31-01

Por su parte, Motter Lugo hizo énfasis en “el compromiso de acompañar a los niños víctima y representar a los adolescentes en conflicto con la ley penal”. Al tiempo que buscara “su inclusión y la asunción de sus actos, de acuerdo a su edad, lo que incluye la reparación a las víctimas”.

 

Finalmente rescató que los seis años en que se desempeñó como secretaria del juzgado de paz del barrio Güiraldes se destacaron por “el gran ambiente de trabajo” y “la sensibilidad con la gente que llegaba para ser atendida”.

 

Te puede interesar