Recomiendan evitar golpes de calor

Sociedad 09/01/2017
Ante temperaturas muy elevadas, especialistas del Ministerio de Salud Pública recuerdan que es importante adoptar ciertas medidas para evitar golpes de calor o insolaciones, especialmente, en grupos de riesgo. En casos de descompensación por el calor intenso recomiendan actuar de manera inmediata.
Ampliar
Insolación

El subsecretario de Atención y Acceso al Sistema de Salud, José María Ramos Cosimi, explicó que este trastorno de la salud suele presentarse con fiebre, sed intensa, sensación de calor sofocante, piel seca, mareos o desmayo, dolor de estómago, náuseas, dolor de cabeza y desorientación

“Las embarazadas, los bebés y niños pequeños, las personas mayores de 65 años y quienes padecen enfermedades crónicas son los grupos más vulnerables a sufrir un golpe de calor, por lo que debemos mantenernos atentos”, dijo.

 

En este sentido, recomendó a toda la población tomar abundante agua durante todo el día –evitar las infusiones calientes, bebidas azucaradas o con cafeína y el alcohol para hidratarse-; ingerir frutas y verduras y evitar comidas muy abundantes; y reducir la actividad física u optar por actividades más “pasivas”.

 

Evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16 horas es también un factor clave de prevención. “En aquellos casos de realizar actividades al aire libre, se recomienda usar protector solar con filtro superior a 15, vestir ropas de colores claros, gorros o sombreros y anteojos de sol para proteger el rostro y los ojos”, acotó.

 

En el caso de los bebés, el consejo es darles el pecho con mayor frecuencia, mojarles el cuerpo, y si tienen más de 6 meses, darles agua fresca apta para el consumo. Para los más chicos es ideal no esperar que pidan agua sino ofrecerles continuamente líquidos, especialmente jugos naturales; vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros y proponerles juegos tranquilos para que no se agiten.

 

COMO ACTUAR ANTE LA INSOLACIÓN

 

El funcionario remarcó que “es importante actuar rápidamente si vemos una persona descompensada por el calor o si nosotros mismos padecemos los síntomas”. En primer lugar  se debe intentar baja la temperatura corporal, con hielo o con un baño en agua helada.

 

Asimismo se debe ofrecer agua fresca (o incluso agua con una cucharadita de sal); trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado; no administrar medicamentos antifebriles y no friccionar la piel con alcohol.

 

“Como se mencionó anteriormente, el golpe de calor puede ser muy grave para los bebés y niños pequeños, por ello, ante los primeros síntomas hay que  consultar al médico o acercarse al centro de salud sin demoras”, finalizó.

 

GOLPE DE CALOR

 

Los llamados golpes de calor –o insolación clásica- se producen a causa de los días de altas temperaturas, la exposición prolongada al sol o hacer ejercicio en ambientes calurosos o con poca ventilación, que llevan a la pérdida de agua y sales esenciales del cuerpo que impide su buen funcionamiento.

Te puede interesar