Presupuesto 2017: Los funcionarios provinciales "repiten como Padre Nuestro un discurso político para justificar el endeudamiento", dice Gutiérrez

Provincia 29/12/2016
El diputado provincial Livio Gutiérrez asevera que los funcionarios provinciales “repiten como Padre Nuestro un discurso político para justificar el salvaje endeudamiento”. Sostiene que “la excusa de la merma en los ingresos se cae sola y deja traslucir la mala administración del gasto público del gobierno provincial”.
Ampliar
diputado provincial Livio Gutiérrez

El diputado provincial de Cambiemos, Livio Gutiérrez, se refirió a los pedidos de funcionarios provinciales para la aprobación del Presupuesto 2017.

 

 

Al respecto señaló que “entre las diferentes declaraciones realizadas por funcionarios del Gobierno Provincial,  que no dicen que ya lo enviado por Nación superó en 500 millones de pesos a lo que se esperaba ingrese  este año,  también se encuentran las del ministro de la Producción, Gabriel Tortarolo, sumándose a la larga fila de funcionarios provinciales que han salido a ‘rogar’ la aprobación del presupuesto  2017”.

 

 

El diputado provincial Livio Gutiérrez dijo que “el ministro de la Producción ha incurrido en una serie de falacias, ya sea como método discursivo para justificar lo injustificable, o lo que sería peor, por un profundo desconocimiento del sistema presupuestario, en particular para su cartera”.

 

 

Respecto de las aseveraciones acerca del impedimento de poder contar con el Presupuesto 2017 desde el minuto uno del nuevo año impedirá poder cumplir con las metas y objetivos del Gobierno, Gutiérrez indicó: “Que le avisen al ministro Tortarolo que, si el presupuesto no se aprueba ahora, arranca como piso con el presupuesto 2016,  esto es 487 millones de pesos, teniendo en cuenta que el presupuesto solicitado para 2017 es de 653 millones de pesos puede seguir con su plan de trabajo por varios meses hasta tanto se apruebe el presupuesto 2017”. A esto, subrayó que “nuestro bloque mocionó aprobar sin alteraciones para su ministerio, pero el oficialismo lo rechazó por no contar con el aval para un endeudamiento descomunal que quieren meter por la ventana”.

 

 

“Cabe recordarle al ministro que, de acuerdo a los datos publicados por Contaduría en su último informe trimestral de septiembre de este año, del presupuesto 2016 para su cartera de 487 millones de pesos, ya se habían incurrido más de 380 millones de pesos,  incluyendo aportes no presupuestados de la Nación por casi 80 millones de pesos, más del 20 por ciento del total erogado. Ello es habitual, ya que programas como el PRODAF o el Programa de Emergencia Agropecuaria no se presupuestan, pero se vienen ejecutando sistemáticamente todos los años, algo que se mantuvo con el cambio de gobierno nacional. Siendo así contará para 2017 aproximadamente con 137 millones de pesos que hoy no tiene presupuestados (20 por ciento de 653 millones)”.

 

 

“En el peor de los casos, aún cuando no se aprobara el presupuesto 2017, Tortarolo dispondrá de un piso de 624 millones de pesos (487 millones de pesos por la reiteración del presupuesto 2016, más 137 millones de pesos de  recursos de Nación que no se presupuestan), algo no muy lejano al presupuesto solicitado”, afirmó.

 

 

“Ese ministerio, con los recursos propios generados en Rentas provinciales, no ha destinado lo que le corresponde por Ley a los consorcios rurales  y que están presupuestados, es por ello que el gobierno ha intentado convertir el presupuesto en una mixtura desesperada en una sola Ley alterando los 20 años de antecedentes legislativos y violando la constitución de incluir un crédito en  el presupuesto”, planteó el representante legislativo provincial. 

 

 

Finalmente acotó “En las declaraciones de Tortarolo se nota un discurso político armado desde el Ministerio de Hacienda para intentar justificar el endeudamiento salvaje que todos están repitiendo como el Padre nuestro. Al 27 de este mes  la coparticipación nacional ya había superado en 486 millones  de pesos lo presupuestado para 2016, por lo tanto la excusa de la merma en los ingresos se cae sola y deja traslucir la mala administración del gasto público del gobierno provincial”.

 

Te puede interesar