Trabajadores del PAMI pedirán normalización del organismo

Provincia 23/12/2016
Ruben Grimaldi, secretario general de UTERA, se reunirá este martes 27, con el director del PAMI, Carlos Regazzoni. Tratarán el tema de las prestaciones médicas y desde el sector gremial llevarán inquietudes para la normalización del organismo.
Ver galería
1 / 2 - Rubén Grimaldi, secretario general de UTERA

El conflicto entre las farmacias y el PAMI, por una deuda de 2000 millones de pesos, dejó a los jubilados sin medicamentos en gran parte del país.  Las farmacias afirman que esta situación es insostenible, mientras que desde la obra social de los jubilados dieron a conocer que: "se arribó a un acuerdo de prórroga hasta el 31 de enero de 2017 del Convenio de Medicamentos con la industria farmacéutica".  Ahora, desde el sector sindical alertan sobre el estado general de las prestaciones.

 

 

Rubén Grimaldi, secretario general de UTERA y representante de los trabajadores de PAMI, consideró que esta situación es lamentable.  El dirigente gremial, en declaraciones a medios de comunicación sostuvo que los únicos perjudicados son los jubilados.  Grimaldi declaró que: "Hoy el PAMI tiene serios problemas prestacionales.  Si un jubilado no recibe su medicamento puede morir.  En otros casos, los abuelos esperan  horas arriba de una ambulancia hasta que pueden ser internados. Hoy se suspenden cirugías por falta de pago a las clínicas".

 

 

El dirigente gremial afirmó que el próximo martes se reunirá con el director del  PAMI, Carlos Regazzoni, para tratar el tema de las prestaciones médicas. También lamentó que en la obra social se haya creado una superestructura que solo generó mas burocracia. Al mismo tiempo, criticó el reemplazo de personal de carrera por funcionarios políticos. Por otra parte, pidió la normalización del organismo para tener mayor control de los gastos que realiza el organismo.

 

 

“El conflicto que PAMI mantiene con las farmacias no es un problema aislado. La semana pasada,  las clínicas privadas agrupadas en la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (ConFeCliSa),  se declararon en alerta. Un paro en este sector no solo agravaría la falta de camas sino otro tipo de prestaciones”, detalló Grimaldi. A lo que luego amplió: “A principios de diciembre, el PAMI cambió los contratos de los médicos de cabecera. Esta medida también trajo problemas. Hay zonas donde al darse de  baja los contratos de los médicos no han ingresado nuevos médicos al sistema”.

 

 

“El INSSJyP (Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados) conocido como PAMI es una persona de derecho público no estatal. Esto quiere decir que no es parte del Estado, posee autonomía financiera y administrativa. Actualmente se encuentra intervenido por el gobierno nacional”, afirma Rubén Grimaldi, secretario general de UTERA.

Te puede interesar