Semana de la Cultura Peronista: Taiana plantea la necesidad de enfrentar las desigualdades

Provincia 19/11/2016
El presidente del ParlaSur, Jorge Taiana, plantea la necesidad de enfrentar las desigualdades que provoca el neoliberalismo, en la disertación de la Semana de la Cultura Peronista. Asegura que “en Argentina se produjo una respuesta positiva a través de políticas anticíclicas que nos sacaron de la crisis”.
Ampliar
Jorge Taiana en la Semana de la Cultura Peronista

Invitado por el representante chaqueño en el Parlamento del MerCoSur, Julio Sotelo, para participar de la Semana de la Cultura Peronista que se desarrolla en la sede del PJ, el presidente del ParlaSur y ex canciller argentino, Jorge Taiana, brindó una disertación en la que expuso los procesos que atraviesa el mundo, sus efectos en la actual situación del país y los desafíos que plantean para la política regional.



Taiana se refirió en primer lugar a la revolución tecnológica que se inició en los años ´80 y que, si bien aumenta la productividad y contribuye a la cura de enfermedades, genera muy poco trabajo de calidad. “Es una revolución que produce modificaciones en las relaciones de poder y la forma en que se construye, accede y representa al mismo -lo que se ejemplificó con la concentración realizada este miércoles contra la violencia de género, que fue convocada a través de medios electrónicos y congregó a miles de mujeres en todo el país-, pero todavía no sabemos cuáles son”, advirtió el parlamentario.


“En general, los primeros que entienden y se apropian de una tecnología son los que la generan”, señaló Taiana, por lo que advirtió que “no es irrazonable que ese salto tecnológico ocasione una reconstrucción del poder y aumento de la desigualdad”.



En segundo término, el ex canciller explicó las consecuencias del neoliberalismo, la desregulación de la economía y privatización de los sectores estatales que habían crecido después de la posguerra, iniciado ideológicamente por Margaret Thatcher en Gran Bretaña y Ronald Reagan en Estados Unidos y que marcó las últimas cuatro décadas. El ex presidente norteamericano eliminó las regulaciones que su país había adoptado en la década del ´30 para evitar la especulación financiera, y las consecuencias de ese viraje se advierten hoy en la economía mundial, que ya no está dominada por el capital industrial sino el financiero.



En relación con esos procesos, explicó el tercero, que es la modificación de las relaciones de poder entre las grandes potencias. Tras el auge del unilateralismo de Estados Unidos tras la caída del muro de Berlín “estamos yendo de un mundo bipolar a multipolar, bastante en lo económico, un poco en lo político, y un poco en lo militar (aunque EEUU mantiene el 46 o 47 del gasto de defensa en todo el mundo)”, reseñó. El crecimiento que convirtió a China en segunda potencia fue impulsor de la economía mundial, y este movimiento está señalando un desplazamiento del poder de Norte a Sur y de Este a Oeste.


El presidente del ParlaSur señaló como consecuencias de esos procesos “un mundo crecientemente conflictivo, incierto en su evolución y más complejo”.



RETROCESO MUNDIAL DEL MODELO NEOLIBERAL



La etapa de expansión del neoliberalismo tuvo lugar no solamente en América Latina sino en todas las regiones del planeta, en buena medida por la influencia de la globalización de las cadenas productivas de valor. La economía crecía más del 3 por ciento y el comercio el doble, de lo que surgían las teorías de la apertura. El período se extendió desde mediados de los ´80 hasta 2008 y hasta la crisis de las hipotecas en EEUU, que comenzó a mostrar “la fragilidad de un mundo desigual basado en la especulación”, apuntó Taiana. Ahora estamos en una etapa de paulatino retroceso, China planifica crecer hacia adentro y demanda menos de afuera.




SITUACIÓN ACTUAL DE AMÉRICA LATINA Y ARGENTINA



Taiana recordó que América Latina, que mientras tanto vivió los procesos de transición a la Democracia con modernización del Estado -éste liberalismo que implicaba reducirle poder incluso en el campo económico-, fue la primera región del mundo que cuestionó los resultados de ese proceso. “Queremos más y mejor Democracia, pero cuestionamos los procesos de apertura económica que han llevado a la desigualdad, el desempleo y la miseria”, acotó.



Esta reacción llevó a la sociedad a elegir líderes nuevos, de partidos tradicionales o surgentes, que tuvieron en común la búsqueda de una democracia más participativa (por eso los acusan de “populistas”), el apartamiento del neoliberalismo y la decisión de avanzar en la integración regional como respuesta a la globalización (que motivó el rechazo del acuerdo de libre comercio en el que Estados Unidos imponía condiciones sin ofrecer nada). “Este proceso fue exitoso, sacó a millones de personas de la pobreza, generó millones de empleos y amplió derechos”, resaltó Taiana.


“En Argentina se produjo una respuesta positiva a través de políticas anticíclicas que nos sacaron de la crisis”, valoró el ex canciller. Después, observó, empezó a bajar el nivel de actividad en todo el mundo, bajaron los commodities (ganancias por materias primas), nos quedamos prácticamente sin oxígeno y se notó que el proyecto de salida del neoliberalismo en todas partes encontró problemas para profundizarse. Pero a pesar de estas circunstancias, “América Latina es la única región del mundo que logró disminuir la desigualdad”.


Te puede interesar