Inés Dragosch expone la muestra ¿Dónde pongo lo hallado?, en el MuBA

Muestras 21/11/2016
El Museo de Bellas Artes René Brusau exhibirá la muestra ¿Dónde pongo lo hallado?, de Inés Drangosch y Valeria Gopar. Estará habilitada en la Sala 2, desde el viernes 7, a las 20.30.
Ver galería
1 / 4 - Inés Dragosch- Mi jardín y otras hierbas

El viernes 7 de octubre a las 20.30, en la Sala 2 del Museo de Bellas Artes René Brusau (Casa de las Culturas, Marcelo T. de Alvear y Mitre), inaugurarán la muestra ¿Dónde pongo lo hallado?, de las artistas marplatenses Inés Drangosch y Valeria Gopar. Es la cuarta exhibición seleccionada por la Convocatoria para Proyectos Expositivos 2016. Podrá visitarse gratis, hasta el sábado 12 de noviembre.


¿DÓNDE PONGO LO HALLADO?




La muestra está relacionada con aquellas cosas (imágenes, objetos, tramas, cintas, frases, papeles, etc.) que representan los antecedentes de las obras de Drangosch y Gopar. Colección privada de objetos guardados en sus talleres, recolectados, encontrados, regalados,etc., ahora agrupados sobre un tablero. Fascinadas por ellos se vuelven inspiración.


Por curiosidad, por impulso, construyen un mundo: obras en papel, collages, instalaciones.


“En el artista no ha dejado de vislumbrarse la faz del coleccionista. Coleccionista de nimiedades: un trozo de cuerda, un billete de tranvía, una llave de guitarra. O de objetos íntegros y listos para su uso: un urinario, un botellero. O de absolutamente cualquier cosa en que su mirada descubriera ciertas propiedades: una lata, una tela, una vela. Todo autor de collages, readymades y objetos encontrados habrá desarrollado por fuerza el ojo cinético del coleccionista. Y como éste tendrá los bolsillos o un hangar repletos de tesoros que a la generalidad de los mortales le resultará indiferentes”, José María Parreño de El coleccionismo considerado como una de las bellas artes.


Erika Escoda escribe en el catálogo. “Como artistas del mundo que son, Inés Drangosch y Valeria Gopar experimentan la existencia cotidiana con sensibilidad e imaginación. Forman parte de la vida cultural de Mar del Plata, ciudad de horizonte a mar abierto, frecuentada por vientos oceánicos a orillas del Atlántico Sur.


En la trama de búsquedas e interacciones que todo ambiente ofrece, los hallazgos tangibles e intangibles se agrupan por afinidad de misteriosos atractivos.


Con espíritu coleccionista, nidos, golondrinas, jardines, regalos, cuadernos, dibujos, colores, conversaciones, árboles, bosques, calles, paseos y más, son transformados por la mirada creativa y adquieren infinitos nuevos sentidos. Las nuevas relaciones, en su rica diversidad y proyección, inspiran a su vez la construcción de nuevas obras.

Te puede interesar