Bono de fin de año: Malestar de Mujeres al Frente ante la exclusión de beneficiarios de la AUH y jubilados

La agrupación Mujeres al Frente rechaza la decisión del Gobierno Nacional para no entregar bonos navideños a madres que reciben la Asignación Universal por Hijo y a jubilados que perciben la mínima. Sostiene que es una muestra del carácter excluyente de las políticas públicas relacionadas con el ser humano y sus derechos fundamentales.  
Marcela-Acunia-01
Marcela Acuña, referente de la agrupación Mujeres al Frente del movimiento Socialistas Unidos Emerenciano

En la agrupación Mujeres al Frente del movimiento Socialistas Unidos Emerenciano expresan malestar por la decisión del Gobierno Nacional de no otorgar bonos navideños a madres y ancianos.

 

 

En un documento suscripto por Marcela Verónica Acuña, referente de Mujeres al Frente, remarca que son “más de 7 millones de beneficiarios, entre los casi 4 millones de chicos cuyas madres reciben la Asignación Universal por Hijo y los más de 3 millones de jubilados y pensionados que cobran la mínima”, quienes no percibirán este año el bono de fin de año, por decisión del Gobierno. 

 

 

“Esta decisión del gobierno nacional, llevada adelante por el mismo Mauricio Macri, muestra a las claras el componente excluyente de las políticas públicas de todo lo que esté relacionado con el ser humano y sus derechos fundamentales”, plantea la organización social. A esto seguidamente apunta que “los ancianos, y las que generan vida, mujeres madres junto a sus hijos.as por nacer, y nacidos, son la base de familias que, mayoritariamente en estos tiempos de fuertes crisis económicas, se convierten en la caja de resonancia de las políticas de exclusión social en todos los sentidos”.

 

 

“Nuevamente los pobres y desamparados, dejados de lado, en una medida arbitraria, donde se corta por los más débiles, que son mayoría en nuestra patria”, afirma la agrupación femenina del movimiento Emerenciano. Para luego sentenciar que esto es “un genocidio social, perfectamente diseñado, por tecnócratas que nos ven a los del campo popular como cucarachas, o plagas, a las cuales hay que exterminar. Y digo perfecto, porque estas medidas no se sostienen, si no tienen un sustento de legitimidad social que gran parte de la población le da, y que se lo entregó con la aceptación de este plan diabólico en las urnas, en las últimas elecciones nacionales, donde el macrismo, se plesbicitó ante todos los argentinos”.

 

 

“¿ Qué nos pasa?¿ en qué momento perdimos el corazón y la razón para elegir a este tipo de gobiernos dictatoriales, y excluyentes en todos los sentidos?¿ qué nos pasa que legitimamos las desapariciones, muertes, y encarcelamientos por razones políticas, bajo la gran excusa de la “corrupción”, sin analizar que tenemos un presidente 'corrupto'?¿qué nos pasa que no alzamos nuestra voz ante, la privación ilegal de seres humanos, y el destrato al pueblo pobre con estas medidas donde las madres , y los ancianos son vulnerados en sus derechos humanos?”,  deja abierto los interrogantes.

 

 

“Un país como el nuestro, que esta sobrado de recursos y que está siendo asesinado junto con su población, excluida y sin lugar a donde ir ni futuro al que acudir, y nuevamente las mujeres pobres, aquellas que parimos hijos e hijas al campo popular, somos los afectados directos, los empobrecidos de siempre. nuevamente nosotras las mujeres, obligadas al destierro del hambre mirando como otros festejan con nuestros niños.as en brazos, sin nada en la mesa para compartir, condenadas al infierno de ver como no podemos dar respuestas a nuestras familias numerosas, afectadas por el hambre y la desocupación. Por decisión de una minoría, que hoy maneja los destinos de nuestra patria, y que al parecer sus hijos/as valen más que el de la mayoría que son los pobres”, reza la agrupación Mujeres al Frente.

 

“Vidas sin vidas, ya que para el macrismo no valen nada, les pregunto a los que votaron a Macri, ¿bajo qué criterio, se justifica esta medida masiva y despiadada?”, deja un nuevo interrogante.

 

 

“Muy poco que agregar y si mucho por analizar, sobre esta medida genocida, una más de las que desgraciadamente somos pocos los que levantamos la voz repudiando sus consecuencias”, se lamenta el grupo femenino encabezado por Marcela Acuña.

 

“Solo restan los versos de una canción de Patxi Andion,que sintetiza lo que hoy vivimos : “Hoy rigurosamente ha nacido un nuevo muerto, ha nacido un nuevo niño en la calle. De cada 13 niños que nacen, diez lo hacen en la cama y tres en la calle. Mientras los diez primeros comen, los otros tres se mueren de hambre. Más no puedo seguir juzgando, no debo, no tengo hambre”, reflexiona.

 

 

“Que Dios nos proteja y nos dé fuerza para la lucha”, anhela.

Te puede interesar