Reforma Electoral: Pedrini propicia la incoporación de tecnología sin perder el control popular de las elecciones

Provincia 30/09/2016
El diputado nacional Juan Manuel Pedrini propicia la incoporación de la tecnología sin perder el control popular de las elecciones, en un proyecto alternativo de reforma electoral. Explica que de esta manera se elimina el voto en cadena y robo de boletas electorales pero deja el control en manos de cualquier ciudadano que sepa leer y escribir.
Ampliar
diputado provincial Juan Manuel Pedrini

El diputado nacional Juan Manuel Pedrini presentó un proyecto alternativo de reforma electoral, propuesta que cuenta con el apoyo del presidente del PJ nacional, José Luis Gioja y de Daniela Castro y Héctor Tomas, entre otros legisladores. El proyecto -supervisado por Jorge Landau, apoderado del PJ y Marcelo Brigoni- incorpora tecnología pero reserva al control popular el resultado de las elecciones. “Se marca una clara diferenciación entre voto electrónico y la transmisión de datos y escrutinio electrónico”, asegura el ex ministro de Gobierno del Chaco.


Asegura el legislador justicialista que se propone votar como hasta ahora, en un cuarto oscuro, pero con una boleta de papel impresa, mediante la utilización de una pantalla electrónica, sin memoria. “El voto así impreso que no podrá contener ningún soporte tecnológico, chip, código de barra, ni ningún otro mecanismo de lectura digital, será depositado en una urna para que luego del cierre de la mesa de votación el presidente de mesa y los fiscales realicen un recuento manual (no electrónico) de los votos y transmitan sus resultados a un centro de cómputos gestionado por la Justicia Electoral”, acota el legislador chaqueño.



El sistema propuesto elimina las desventajas del voto tradicional como ser voto en cadena y robo de boletas electorales, entre otras; además de evitar la impresión de millones de boletas en papel con el consiguiente daño ecológico, pero deja el control en manos de cualquier ciudadano que sepa leer y escribir y no de una minoría con conocimientos de informática. “El voto electrónico es un sistema desprestigiado en el mundo países como Holanda, Alemania, Islandia dejaron de utilizarlo debido a fallas del sistema o a falta de seguridad en los mismos. Lo ideal es ir a sistemas de votación que puedan ser controlados y auditados por cualquier institución estatal o por cualquier votante, no tiene sentido y es peligroso delegar dichas funciones en una tecnocracia informática, imbuida no de valores democráticos sino de lucro y codicia”, concluyó Pedrini.

Te puede interesar