Camión de la Municipalidad de Napenay detenido, con 21 víctimas de trata

La Policía Federal Argentina detiene un camión de la municipalidad de Napenay, que transportaba 21 personas, víctimas de trata con fines de explotación laboral. El hecho ocurre sobre la ruta N° 16, entre Pampa del Infierno y Los Frentones.

Efectivos de la Policía Federal Argentina frenaron la marcha de un camión de la municipalidad chaqueña de Napenay que trasladaba a 21 personas víctimas de trata con fines de explotación laboral.


“Hemos diseñado un plan estratégico que prevé el despliegue de las fuerzas federales en los principales corredores nacionales y provinciales”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. A lo que acotó: “En estos casos, nuestra prioridad es siempre cuidar la integridad física y emocional de las víctimas de trata”.


Ante lo ocurrido, el intendente Carlos Balbuena esgrimió que un empleado municipal lo alertó sobre lo que estaba sucediendo, a raíz de los dichos de un familiar que había logrado escapar. El jefe comunal explicó que, debido a la urgencia del caso, decidió enviar directamente un rodado hasta la finca para rescatar a los damnificados y no radicó la denuncia en sede policial.


El hecho ocurrió sobre la ruta N° 16, entre Pampa del Infierno y Los Frentones. Allí, miembros de la Delegación Presidencia Roque Sáenz Peña de la Policía Federal –institución que comanda Néstor Roncaglia- realizaba un control vehicular cuando procedió a requisar un camión tipo volcador arenero perteneciente a la Municipalidad de Napenay.


Durante el procedimiento, los uniformados comprobaron que 21 personas (una de ellas menor de edad) eran transportadas en la parte de la caja, tapadas por una lona. Totalmente indocumentados, manifestaron ser víctimas de explotación laboral y haber pasado los últimos 20 días trabajando a destajo en el desmonte de un campo ubicado sobre la ruta.

Frente a ello, los policías pusieron en práctica el protocolo de actuación y dieron parte al Juzgado Federal de Roque Sáenz Peña, a cargo de Jorge Bosch. A continuación, se tomó declaración testimonial a los damnificados y se comprobó que se encontraban faltos de alimentación y aseo personal. Coincidieron además en que habían sido sometidos a trabajos en condiciones infrahumanas y ausencia de horas de descanso.

Te puede interesar