Darío Sztajnszrajber invita a pensar con melodías, en el Guido Miranda

Música 15/10/2016
El filósofo Darío Sztajnszrajber llega con la obra Desencajados Filosofía+música, junto a destacados músicos. La propuesta sonará con entrada gratuita en el complejo cultural Guido Miranda, desde las 21, del sábado 17.
Dario-Sztajnszrajber-01
Darío Sztajnszrajber en Desencajados Filosofía + Música

El sábado 17 de septiembre, a las 21, el filósofo y animador televisivo Darío Sztajnszrajber, creador y conductor del ciclo Mentira la verdad (Canal Encuentro), presentará en el complejo cultural Guido Miranda (Colón 164) su obra Desencajados Filosofía+música, acompañado por destacados músicos con la puesta en escena de Juan Bautista Carreras. La entrada es gratuita hasta completar la capacidad de la sala.




La propuesta llega a la sala de la calle Colón a través de una cogestión entre la Municipalidad de Resistencia y el Guido Miranda, en el marco del Mes del Estudiante y la juventud.




La filosofía y la música son dos géneros independientes que, sin embargo dialogan. Un diálogo puede ser sólo el pendular de dos formatos que se sostienen en lo suyo, o por el contrario se puede apostar por la contaminación, la intervención y sobre todo el desencaje. Hay algo que no encaja en el intento de comulgar filosofía y música. Este espectáculo es la expresión de esta diferencia.




Lucrecia Pinto (voz), Chino Capici (guitarra), Lucas Wilders (percusión) y Juan Finger (bajo) acompañan a Darío Sztajnszrajber, en una obra que se plantea como diálogo de Spinetta, Charly García y Fito Páez con Platón, Nietzsche y Derridá.




LA OBRA SEGÚN SZTAJNSZRAJBER




En una entrevista publicada por la agencia Telam, Sztajnszrajber explica que "la obra es un intento de poner a dialogar la filosofía con la música, dos géneros que parecen no tener nada que ver y sin embargo encuentran puntos afines que permiten poner en juego una interrogación y un pensamiento".




Desencajados “remite al supuesto desencaje que hay entre la música y la filosofía pero sobre todo al contenido de la obra, que presenta los grandes temas existenciales que nos constituyen en el día a día como el amor, lo real, la muerte, dios, la pregunta, temas que acompañan nuestra cotidianidad y que nosotros desencajamos" amplía.




El filósofo adelanta que “la idea de la obra es agarrar estos grandes temas y derrumbarlos pero también de una manera amable y en esto contribuye la música porque la belleza de la música acompaña este derrumbe y entonces impacta pero no duele, lo que generamos es una suerte de angustia dulce".




En la entrevista Sztajnszrajber asegura que "Desencajados es uno de los tantos proyectos de divulgación de los saberes presentes en la actualidad y que sin ser parecido está en línea con el programa televisivo Mentira la verdad: la obra no pretende ser pedagógica, no enseñamos nada sino que provocamos una intervención filosófica amparados en la música.




Sentencia además que: “La gente puede salir con una sonrisa pero también sale con una lágrima, con la cabeza que hierve; es una obra que invita a pensar en una época en la quizás no sea tan común ir al teatro a pensar".

Te puede interesar